Al parecer, el Policía Nacional, que se encontraba fuera de servicio, se percató de que algo ocurría en casa del anciano al observar que no abría la puerta de su casa a pesar de haber llamado en varias ocasiones y al darse cuenta de que las luces de la vivienda seguían encendidas incluso de madrugada.

Al lugar han acudido esta mañana de sábado, 1 de agosto, Policía Nacional, Policía Local, bomberos y una ambulancia, quienes han encontrado al señor tirado en el suelo. El anciano fue trasladado al Hospital Clínico de Salamanca.

Comentarios