Rechazada la petición de UPL para intervenir en la iglesia de Tirados de la Vega

Rechazada la petición de UPL para intervenir en la iglesia de Tirados de la Vega
Rechazada la petición de UPL para intervenir en la iglesia de Tirados de la Vega

La Junta alega que ni el Obispado, ni el Ayuntamiento, ni la Diócesis, ni el Ayuntamiento de Vega de Tirados ha solicitado la intervención

La petición realizada en las Cortes regionales por la Unión del Pueblo Leonés (UPL) para que la Junta interviniera en la iglesia de Tirados de la Vega, edificio abandonado desde hace décadas, para evitar su ruina definitiva, ha sido rechazada por el Gobierno de Castilla y León.

En su respuesta, ha reconocido que tendría competencias para intervenir si lo estimase oportuno “con el fin de garantizar la conservación del Patrimonio Cultural”, pero ha rechazado la petición de UPL, alegando que no han solicitado la intervención ni el Obispado, ni el Ayuntamiento. Asimismo, en la respuesta se dice que “no consta en esta Consejería propuesta alguna ni por parte de su titular, la Diócesis de Salamanca, ni por parte del Ayuntamiento de Vega de Tirados, responsable por ley de la protección de los bienes integrantes del Patrimonio Cultural que se ubiquen en su ámbito territorial”.

Por ello, los regionalistas leoneses lamentan que el gobierno autonómico “mire hacia otro lado ante el riesgo de ruina total que posee la iglesia de Tirados de la Vega”, considerando que la Junta “no debería eludir su responsabilidad como administración competente de garantizar la conservación del patrimonio monumental de la autonomía”, e insisten en que “se debe frenar el deterioro de este monumento, consolidando la estructura para evitar su derrumbe como consecuencia del abandono al que está sometido”.

La iglesia de San Miguel de Tirados de la Vega tiene sus orígenes en los procesos repobladores emprendidos por la monarquía leonesa en época medieval en la Tierra de Ledesma, cuando se creó la localidad de Tirados de la Vega, dotándola de una primitiva iglesia románica, de la cual aún posee restos el actual templo, pese a haber sufrido importantes reformas con posterioridad, como la que añadió su espadaña.

Sin embargo, fue abandonado hace más de medio siglo, sin que desde entonces nadie haya hecho nada por remediar el proceso de deterioro que arrastra, hecho que llevó a los leonesistas a alertar en Cortes de que, actualmente, “los graves daños que posee en su estructura amenazan su propia existencia”.

Y es que, según denunció en abril UPL en las Cortes autonómicas, “a día de hoy, la iglesia se encuentra en un completo estado de abandono, con importantes grietas en varios de sus muros que amenazan la propia continuidad del monumento, y una espadaña que, aunque se conserva íntegra, se halla notablemente inclinada, al haberse desanclado del resto del templo por las mencionadas grietas, teniendo un grave peligro de desplomarse por completo en bloque si no se pone remedio”.

Asimismo, advirtieron de que “el interior del templo, carente de la protección de un tejado desde hace décadas, es otra muestra evidente del abandono al que está sometido el monumento, resistiendo no obstante en el mismo un arco gótico que cruza de lado a lado la nave del templo, en cuyo interior también pueden observarse dos escaleras de piedra y varias estructuras más pequeñas que se van viendo deterioradas por el paso del tiempo y el abandono”.

"Estos condicionantes no han sido juzgados como relevantes por parte de la Junta de cara a intervenir para frenar el deterioro del monumento, rechazando la petición cursada por UPL en Cortes, de modo que, por ahora, la iglesia de Tirados de la Vega seguirá sin sufrir intervención alguna".

Comentarios
Lo más