​Preocupación entre los padres de los alumnos del colegio de Aldearrubia por el positivo de un niño y el aislamiento de otros dos

​Preocupación entre los padres de los alumnos del colegio de Aldearrubia por el positivo de un niño y el aislamiento de otros dos
Fotografía: Ayto. Aldearrubia
​Preocupación entre los padres de los alumnos del colegio de Aldearrubia por el positivo de un niño y el aislamiento de otros dos

Los alumnos están acudiendo a clase con normalidad al considerar desde la Delegación Territorial de Educación que se cumplen todas las medidas de seguridad requeridas para prevenir el contagio de la enfermedad

Los padres de los alumnos del colegio de Aldearrubia cerraron la semana preocupados al tenerse que enfrentar a una nueva y desconocida situación que ha comenzado a vivir el centro. El positivo de uno de sus alumnos rápidamente creo el revuelo entre los progenitores, sobre todo al desconocer cómo tenían que actuar al tratarse de clases fuera de lo común, puesto que en la misma aula participan alumnos de diferentes cursos.

Actualmente el colegio está dividido en dos clases. Por un lado, un grupo de ocho alumnos, los llamados ‘burbuja’, donde están los niños que cursan infantil y primero de primaria; por el otro, el resto de primaria, otros ocho alumnos de diferentes cursos. Ha sido precisamente en esta clase donde se ha registrado el positivo que ha generado las dudas entre los padres.

Preguntas que han ido resolviéndose a lo largo del día, aunque las dos primeras eran comunes: ¿Tienen que ir los niños a clase? ¿Les van a hacer las pruebas? Las respuestas desde la Delegación Territorial de Educación han sido sí y no, respectivamente.

El protocolo actual de la Junta, que suavizó sus medidas días antes de comenzar el curso, no contempla en ningún momento el confinamiento en cursos superiores a primero de primaria si hay un positivo. Según informan fuentes de la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León a SALAMANCA24HORAS.COM, a este grupo de alumnos no se les tendría que poner en cuarentena ni realizarles las pruebas, puesto que, a partir de primero de primaria los niños están obligados a llevar mascarilla y si a esto se le añade la distancia de seguridad obligatoria entre los pupitres, se entendería como suficientes medidas preventivas, por lo que solo se realizaría la prueba a los contactos estrechos de fuera del colegio.

No sucede esto mismo en los grupos de convivencia, aquellos que van desde infantil a primero de primaria, donde, según la Junta, al no estar obligados a llevar mascarilla sí se pondría en aislamiento a toda la clase y se harían pruebas a alumnado y profesores.

¿Por qué entonces la preocupación de los padres? Porque consideran que “las medidas son escasas" y ,además,  reconocen que al final los niños son niños y que por mucho que les adviertan del uso de la mascarilla, no tienen el mismo cuidado que los adultos. Al tratarse de una localidad con poca población infantil en la misma clase ya se han confinado a dos alumnos más, puesto que, aunque la Junta no considera contactos estrechos a los alumnos de la misma clase, dos de los niños sí que han sido considerados así al guardar una relación de amistad fuera de las aulas con el primer positivo.

Por este motivo, puesto que actualmente solo acuden a clase cinco de esos niños, algunos de los padres han decidido realizar la prueba de forma privada y así “quedarnos más tranquilos”, puesto que, desde Atención Primaria solo les realizarían las PCR en caso de tener síntomas compatibles.

Comentarios
Lo más