​Béjar y Guijuelo preocupan a la Junta por su aumento de la incidencia: “En los próximos días vamos a tomar medidas”

​Béjar y Guijuelo preocupan a la Junta por su aumento de la incidencia: “En los próximos días vamos a tomar medidas”
​Béjar y Guijuelo preocupan a la Junta por su aumento de la incidencia: “En los próximos días vamos a tomar medidas”

Así lo ha confirmado el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, detallando que en la capital charra ha bajado la incidencia “pero esto no quiere decir que haya menos enfermos, sino que crecemos más despacio”

El vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, ha comparecido en rueda de prensa en la mañana de este lunes, 28 de septiembre, ante los medios de comunicación previa a sus reuniones con el alcalde de Salamanca, Carlos García Carbayo, y el presidente de la Diputación, Javier Iglesias.

En dicha comparecencia, Igea ha valorado la situación del coronavirus en la provincia, confirmando que en la última semana se ha producido una leve mejoría de la incidencia acumulada. En concreto, en los últimos siete días ha bajado un 16% respecto a la semana anterior, “pero esto no quiere decir que haya menos enfermos, sino que crecemos más despacio”.

Así lo ha matizado el vicepresidente, recalcando que la situación “está lejos de normalizarse” y asegurando que las medidas impuestas en el pasado en la capital charra “está surtiendo efecto, pero menos del que nos gustaría”. Eso sí, también ha concretado que hay dos zonas básicas de salud en la provincia, Guijuelo y Béjar, que preocupan al Gobierno regional porque la incidencia ha crecido. Por ello, se tomarán medidas en los próximos días, ha confirmado. (Igea, en rueda de prensa, se refirió a Ciudad Rodrigo. Sin embargo, su departamento de prensa ha confirmado a SALAMANCA24HORAS que fue un error del vicepresidente, quien quería aludir a Guijuelo)

Sin embargo, no indicó si ese aumento de la incidencia se ha dado en ambos municipios o en otros pueblos vecinos, ya que la Junta, en un primer cribado, trabaja con los datos de las zonas básicas de salud, si bien luego se hace un estudio pormenorizado. “No hay ningún pueblo concreto, pero creo que sí que está afectando más a ambas ciudades (Béjar y Ciudad Rodrigo)”, apuntó.

De hecho, Igea afirmó que “vamos a pasar muchos meses muy duros”, dada la realidad a la que nos enfrentamos. El vicepresidente ya refirió a una “segunda ola” de un virus que conocemos mejor pero que sigue siendo igual de peligroso, valorando que “hasta que no tengamos una vacuna y tengamos inmunizada a más del 50% de la población, vamos a pasar unos meses muy duros”.

Por ello, el también sanitario insistió en que durante todos estos meses se ha de seguir con todas las medidas de higiene, de seguridad y de distancia interpersonal.

Preocupa el inicio de la universidad, pero no por las clases, sino por la “socialización” de los jóvenes

Francisco Igea también mostró su preocupación por el inicio de las clases universitarias, aunque no tanto por el regreso en las aulas sino por la socialización de los jóvenes fuera de esos entornos seguros, insistiendo en que “es importante mantener el distanciamiento social y evitar los comportamientos de riesgo”, cargando el peso sobre sus hombros y el de su Gobierno porque “está en juego la vida de todos”.

“Las medidas que se han tomado en las universidades salmantinas son buenas”, proseguía el vicepresidente, recordando que pese a la preocupación que existía en torno a los colegios, “no se produjo un estallido proporcional a esa preocupación, sino el que toca con la incidencia que hay”.

El retorno de las clases universitaria también tiene otro componente, y es que muchos de los jóvenes vienen de fuera, y es evidente que “si hay movilidad de lugares con mucha incidencia a otros con poca incidencia, arrastran contactos”. El vicepresidente afirmaba que, para solucionar el problema, “lo ideal sería parar todo durante 15 o 20 días y así frenar el contagio”.

“Pero eso no se puede hacer, porque implica una caída de la actividad y de los ingresos”, lamentaba Igea. Por ello, aseveró que Castilla y León seguirá trabajando en el seguimiento y monitorización de los casos, si bien reiteró que se antojan necesarias medidas que se fijen con criterios comunes en toda España para que los ciudadanos lo entiendan mejor.

Las personas que no guardan la cuarentena, un problema más grande del que esperaba la Junta

Volviendo a la incidencia actual en Salamanca, Igea recalcó que la mejoría es buena “pero no tanto como nos hubiera gustado”. Eso sí, destacó la colaboración con el Ayuntamiento, que ha sido “muy bueno”, y confió en que las sanciones y la conciencia que está mostrando el organismo gestionado por Carballo “mejoren los resultados”, ya que las capitales de provincia son las nueve ciudades que más preocupan a la Junta -actualmente, León es la que tiene las miradas puestas-.

Una Junta que sabía que tenían el problema de las personas que no guardan la cuarentena -sean positivas o estén a la espera de una PCR-, pero que no sabían cómo de grande era hasta que la Policía Local de Salamanca ha realizado labores de vigilancia. “El trabajo de la Policía nos ha puesto un número que no teníamos y que es más grande del que pensábamos”, continuó el vicepresidente, recordando que ellos sólo pueden sancionar (a partir de 60.000 euros) y solicitar el confinamiento por orden judicial una vez confirmen que esas personas no están en sus hogares.

Respecto a las UCIs, Igea indicó que la situación es “preocupante” en toda Castilla y León pero no tanto como podría serlo gracias a que en los últimos meses se han tomado medidas para ampliar las camas disponibles, pasando de las 160 que había en este tipo de unidades antes de la crisis a las más de 600 que se pueden llegar a extender.

El vicepresidente espera que la curva de ingresos baje en las próximas semanas, aunque para eso debe bajar primero el ratio de contagios. Una vez se logre eso, “veremos los resultados una o dos semanas después”. 

Comentarios
Lo más