​Los estudiantes de la Universidad de Salamanca se sentarán en el mismo sitio del aula durante todo el año

​Los estudiantes de la Universidad de Salamanca se sentarán en el mismo sitio del aula durante todo el año
​Los estudiantes de la Universidad de Salamanca se sentarán en el mismo sitio del aula durante todo el año

Es una de las medidas incluidas en el Plan de Trazabilidad aprobado por el Consejo de Gobierno para facilitar el rastreo de los contactos estrechos en caso de un posible positivo. Además, los estudiantes con patologías previas podrán ausentarse si la situación empeora, recibiendo la docencia virtual

La Universidad de Salamanca ha celebrado este lunes, 28 de septiembre, el Consejo de Gobierno correspondiente al mes de septiembre. Una sesión que se ha adelantado unos días respecto a lo que sería habitual, si bien se ha tomado esta decisión por la inminencia del comienzo del nuevo curso académico.

Así ha informado a los medios de comunicación el rector del Estudio salmantino, Ricardo Rivero, quien ha explicado que principalmente se han tratado cuestiones habituales de esta época del año, como son la aprobación del Plan de Organización Docente o del Programa Docentia.

Igualmente, se ha modificado el reglamento referente al profesorado emérito y se ha verificado un nuevo Grado que comenzará a impartirse el próximo curso. Se trata del Grado en Aplicaciones Interactivas 3D, que se impartirá en la Escuela Politécnica Superior de Zamora. No será la única carrera nueva que imparta la USAL, ya que Rivero adelantó que durante este año también se aprobará el Grado en Audiología, a lo que habrá que sumar la propuesta de nuevos másteres.

Pero, principalmente, el Consejo de Gobierno de la Universidad de Salamanca aprobó diversas medidas para adaptarse al COVID-19 y a la situación sanitaria actual. Una de ellas es la propuesta de un protocolo para el estudiantado con patologías de riesgo y que podrían ser más vulnerables a la enfermedad.

Este protocolo permitirá que se excusen, en el caso de un empeoramiento de la situación, de la presencia física en el aula, adaptándose la docencia a la nueva disposición. Un protocolo similar que también se ha aprobado de cara al profesorado y al personal PDI.

Igualmente, se ha ratificado un protocolo adicional de trazabilidad de los estudiantes en el aula para “rastrear y colaborar con las autoridades sanitarias” en el caso de que hubiera un estudiantes con una PCR positiva durante el curso académico.

Un plan de trazabilidad que ‘obligará’ a los estudiantes a sentarse siempre en el mismo sitio

Este plan de trazabilidad, que trata de identificar los contactos estrechos dentro de la comunidad académica, establecerá una serie de medidas logísticas, como numerar los asientos de las aulas para saber quién se ha sentado en dicho lugar así como los compañeros más próximos a la persona positiva.

Una medida que irá acompaña de una recomendación que podría pasar a ser una regla de conducta, y es que los estudiantes se sienten siempre en el mismo sitio. Así se lo transmitirán al profesorado en los primeros días de clases, recalcando que es un “mecanismo de garantía” para la identificación rápida en caso de diagnóstico positivo.

El Consejo de Gobierno también ha aprobado las previsiones de las diferentes convocatorias de ayudas de SolidariUSAL así como para la adquisición de nuevos equipos informáticos para “todos los estudiantes que tengan esa necesidad de apoyo por parte de la Universidad de Salamanca”, ha finalizado Rivero.

“Los estudiantes internacionales están demorando su intervención, especialmente en posgrado”

Pese a que todavía se están matriculando estudiantes, en Grado actualmente hay casi 21.000, de los que 4.800 son de nuevo ingreso. Es la misma cifra que el pasado año, informaba Rivero, detallando también de máster hay unos 1.600, lo que supone 175 menos que el pasado año, y 1.054 en doctorado, en total 100 más.

Esa reducción en posgrado se debe a que “los estudiantes internacionales están demorando su intervención”, algo “totalmente comprensible” dada la situación epidemiológica. De hecho, el rector señaló que aquellos estudios con docencia simultánea semipresencial o “síncrona presencial” están ocupando todas sus plazas.

Respecto a los estudiantes Erasmus, actualmente el Estudio salmantino tiene confirmados a 572. A ello habrá que sumarle los alumnos que lleguen gracias a los Programas de Movilidad Internacional con Iberoamérica, si bien los mismos “se han visto muy afectados”. De hecho, han sido estos los que más han apostado por la modalidad de docencia semipresencial.

Ha aumentado la demanda para vivir en los colegios mayores, pero no se han cubierto todas las habitaciones por seguridad

Por último, Ricardo Rivero indicó que, lejos de reducirse, la demanda para vivir en los colegios mayores de la USAL ha aumentado este año. Sin embargo, no se han cubierto todas las habitaciones por motivos de seguridad y porque así viene incluido en el plan de contingencia para aislar a estudiantes en el caso de que fuera necesario.

“Trabajamos de manera conjunta, con la empresa encargada de gestionar los colegios mayores privados, para proteger la salud de todos”, ha afirmado Rivero, quien confía en que todo se desarrolle de manera correcta en las próximas semanas.

Comentarios
Lo más