El disparate de MasterChef Celebrity y el pan: las cuatro mentiras que atentan contra la salud

El disparate de MasterChef Celebrity y el pan: las cuatro mentiras que atentan contra la salud
El disparate de MasterChef Celebrity y el pan: las cuatro mentiras que atentan contra la salud

Dietistas-nutricionistas denuncian los mensajes carentes de rigor científico lanzados durante la emisión del programa. "Es una vergüenza"

Prácticamente desde el comienzo de los tiempos, la industria alimentaria ha sabido ingeniárselas para vender sus productos a través de las más rocambolescas estrategias comerciales. Una de las más perversas que se da tanto en España como en el resto de países consiste en atribuir distintas propiedades a los alimentos con el objetivo de exagerar sus beneficios, confundiendo al consumidor y haciéndole creer que se encuentra ante algo único, inigualable e imprescindible. Ha ocurrido con los yogures, con la leche, con el vino, con el zumo natural, con las galletas y prácticamente casi con cualquier alimento que se nos venga a la cabeza, según informa el diario El Español

El último capítulo que ha soliviantado los ánimos de los nutricionistas se dio el pasado martes en MasterChef Celebrity, el programa de Televisión Española que reúne alrededor de los fogones a un buen puñado de famosos para adiestrarlos en el noble arte de la cocina. La primera prueba del programa tenía al pan como protagonista. Los concursantes debían cocinar un plato en el que este popular alimento fuese el protagonista.

Sin embargo, los presentadores, Pepe Rodríguez, Samantha Vallejo-Nágera y Jordi Cruz, realizaron una presentación de la misma en la que lanzaron distintos mensajes falsos sobre las propiedades del pan, carentes de rigor científico y obsoletos desde el punto de vista nutricional y dietético desde hace años. Hasta tal punto llegaron las loas a este alimento que hay quien no ha dudado en sugerir que se trata de una campaña de publicidad promovida por alguna asociación del sector. Televisión Española en ningún momento advirtió de ello durante la emisión.

Los "beneficios para la salud"

Lo que se dijo en el programa: "El consumo de pan tiene importantes beneficios para la salud desde el punto de vista nutricional ya que contiene hidratos de carbono, fibra, minerales, vitaminas y nutrientes esenciales para el organismo" (Pepe Rodríguez).

La que dicen los expertos: Analizar un alimento de forma aislada, en base a los nutrientes que tiene es un error que en Nutrición se conoce como "nutricionismo". "Prácticamente en cualquier producto vamos a encontrar un nutriente que poder destacar (el resveratrol en el vino, por ejemplo) y eso no hace que el alimento en su globalidad sea tan bueno como ese nutriente", explica el dietista-nutricionista Daniel Ursúa, autor del blog de divulgación Nutrihabits.

Para más inri el pan blanco es un alimento en el que se eliminan precisamente las partes del grano más importantes desde el punto de vista nutricional, como son el endospermo y el germen. "Eliminándolos estamos llevándonos gran parte de la fibra y de los minerales", dice Ursúa, que confirma que las vitaminas y minerales presentes en el pan pueden encontrarse en multitud de alimentos.

"El pan blanco es un gran problema en la alimentación en España", según Miguel Ángel Martínez-González, catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de Navarra. El también investigador del departamento de Nutrición de la Universidad de Harvard explica en su libro Salud a ciencia cierta (Planeta, 2018) que la harina refinada que se utiliza para su elaboración está compuesta principalmente de almidón, y al entrar en contacto con la saliva se convierte en glucosa. "Dicho con otras palabras: es como si comiéramos azúcar. El cuerpo humano es supereficaz para convertir con mucha rapidez el pan blanco -y , por supuesto, también las galletas, bollería, pasta, patatas y arroz-, en azúcar", escribe el investigador.

Una barra diaria

Lo que se dijo en el programa: "Cada español consumimos al año unos 35 kilos de pan, lo que supone menos de 100 gramos al día, muy lejos de los 250 que recomiendan los expertos en Nutrición".

Lo que dicen los expertos: No hay ningún organismo sanitario nacional (ni internacional) independiente que recomiende comer una barra de pan al día. Y no lo hay porque el pan, al contrario que la fruta y la verdura, no es un alimento imprescindible, sino superfluo. Los nutrientes que aporta se pueden obtener de otras fuentes alimentarias sin ningún problema. Tampoco lo debería recomendar ningún especialista en Nutrición, como afirmó Samantha Vallejo-Nágera. "Si hay algún experto que recomiende esa cantidad de pan, probablemente tenga un muy buen amigo panadero o su jefe lo sea", ironiza Ursúa.

Según el nutricionista, lo importante a la hora de llevar una alimentación saludable es "el cómputo global de los alimentos que la compongan" y que esté adaptada a los requerimientos de cada persona, por lo que los mensajes "tan tajantes" en un producto como éste no son responsables. "Comer 250 gramos de pan supone, además del aporte energético [kilocalorías] que conlleva este consumo, desplazar otros alimentos más interesantes desde el punto de vista nutricional como la fruta o las verduras".

"El pan no engorda"

Lo que se dijo en el programa: "Mucha gente cree erróneamente que el pan engorda. No. Es un alimento que apenas contiene grasa" (Jordi Cruz).

"El pan se me va al culo" #MCCelebrity pic.twitter.com/PUtYgaWU4U

— MasterChef (@MasterChef_es) September 29, 2020

Lo que dicen los expertos: El pan blanco engorda. No lo decimos nosotros. Distintos estudios científicos evidencian que su consumo está relacionado con un mayor sobrepeso y obesidad. En 2014, un trabajo publicado en la revista BMC Public Health y realizado sobre una muestra de casi 10.000 sujetos españoles concluía: "El consumo de pan blanco (más de dos porciones/día) mostró una asociación directa significativa con el riesgo de tener sobrepeso / obesidad". No es ni mucho menos el único.

"En dos de nuestros estudios, Predimed y SUN, comparamos año a año las ganancias de peso de las personas según comiesen más o menos pan blanco", explica Martínez-González, uno de los autores del primer estudio, en Salud a ciencia cierta. "Quedó patente que con el pan blanco se ganaba peso y se incurría en un mayor riesgo de desarrollar sobrepeso y obesidad, mientras que con el elaborado con cereal entero (pan integral) no se apreciaba una diferencia".

Cabe señalar también que el hecho de que un alimento tenga o no grasa no determina si es saludable, como tampoco implica automáticamente que engorde. El aguacate o los frutos secos son alimentos ricos en grasas saludables y no están relacionados con el sobrepeso. "Decir que el pan no engorda porque no tiene grasa es desinformar en un canal generalista frente a una audiencia nada despreciable", lamenta Ursúa. "Los hidratos de carbono refinados como la harina con la que se hace el pan o el azúcar son responsables de muchos de los problema relacionados con el sobrepeso y la obesidad", añade. "Además, el pan blanco, al no incluir la fibra que se elimina con su refinado, aporta mucha menos saciedad, por lo que invita a comer más cantidad de la que comeríamos si se tratase de pan integral".

"Escasos carbohidratos"

Lo que se dijo en el programa: "Incluir una ración de pan en cada comida ayuda a equilibrar la dieta equilibrando los hidratos de carbono, que falta nos hace, porque la dieta actual se caracteriza por exceso de grasas y proteínas y escasos carbohidratos".

La que dicen los expertos: Lo cierto es que tomamos hidratos de carbono por encima de nuestras posibilidades. Y lo hacemos, sobre todo, a través de alimentos insanos como son los refrescos o los alimentos ultraprocesados. "Los hidratos de carbono están demasiado presentes en nuestra dieta en todas sus formas", denuncia Ursúa. En el caso del pan blanco, se trata de hidratos de carbono de absorción rápida (refinados).

En cualquier caso, si queremos tomar alimentos ricos en hidratos, ¿a qué fuentes deberíamos recurrir? "La manera de equilibrar nuestra alimentación es incluir frutas y verduras, ya que aportan fibra y desplazan otros alimentos mucho menos interesantes desde el punto de vista nutricional como la pasta, el arroz o el pan blanco y todo lo que conlleva el consumo de estos alimentos", dice el nutricionista.

Ursúa, al igual que otro dietistas-nutricionistas que se han manifestado a través de las redes sociales y que han calificado el espacio como de "una auténtica vergüenza", denuncia que el programa es "una gran oportunidad perdida". "Un programa de cocina en prime time y con esa audiencia podría ser el altavoz perfecto para fomentar una alimentación saludable y unos buenos hábitos de vida. En cambio, se ha convertido en un escaparate para que cualquier industria con suficiente dinero exponga sus productos", lamenta.

Por último, el especialista asegura que las "vergonzantes referencias a 'expertos en nutrición'" dan un halo de autoridad sanitaria a la promoción de un producto que está lejos de ser saludable. "Es una verdadera pena que un canal publico no esté más comprometido con la salud de la población a la que se dirige", finaliza. 

Comentarios
Lo más