​Dos agentes de la Guardia Civil fueron atropellados por uno de los albanokosovares detenidos en Doñinos cuando intentaba huir en un coche

​Dos agentes de la Guardia Civil fueron atropellados por uno de los albanokosovares detenidos en Doñinos cuando intentaba huir en un coche
​Dos agentes de la Guardia Civil fueron atropellados por uno de los albanokosovares detenidos en Doñinos cuando intentaba huir en un coche

Uno de los arrestados de esta peligrosa banda intentó huir con un Seat Ibiza. Los agentes intentaron detenerlo cerrándole el paso, pero dos fueron atropellados, mientras que el resto disparó contra el vehículo hasta que el varón se detuvo

Los vecinos de la localidad salmantina de Doñinos se vieron sorprendidos en la mañana del pasado lunes, 27 de octubre, por un fuerte dispositivos de la Guardia Civil, situado en los alrededores de la calle Galindo y Perahuy, y por varios sonidos de disparos.

Como adelantó SALAMANCA24HORAS.COM, dos varones fueron arrestados en Villares de la Reina y otro en el propio municipio de Doñinos, así como el registro de una vivienda en Zarapicos, donde el grupo tenía su centro de operaciones. Todos pertenecían a una peligrosa banda de albanokosovares que se dedicaban, presuntamente, a robar en diferentes casas de la provincia.

Sin embargo, este medio de comunicación ha podido conocer más datos de este dispositivo en el que se detuvo a estos varones que llevaban varias semanas viviendo en una casa alquilada en Zarapicos.

Después de acudir a Villares de la Reina y a la localidad de Zarapicos, el fuerte dispositivo de la Guardia Civil, compuesto por un furgón de traslado de detenidos y más de una decena de vehículos todoterreno de la Benemérita, se personaron en Doñinos. Allí uno de los miembros de esta banda intentó huir montándose en un vehículo, un Seat Ibiza de color gris, atropellando a dos agentes de la Guardia Civil que intentaron interceptarlo, quedando la luna delantera del vehículo totalmente rota por el impacto de los cuerpos de los agentes.

Rápidamente, sus compañeros reaccionaron poniendo a salvo a los dos heridos y disparando al vehículo que se detuvo pocos metros después. Según ha podido comprobar SALAMANCA24HORAS.COM en el lugar de los hechos, el vehículo presentaba, al menos, tres impactos de bala en la aleta izquierda trasera y otros tres en la delantera, ambos por el lado del conductor; así mismo, la luna trasera también estaba desquebrajada.

En cuanto a los agentes heridos, fueron trasladados al Hospital de Salamanca, pero como ha podido saber este medio de comunicación, afortunadamente, ninguno de ellos presentaba heridas de consideración.

Comentarios
Lo más