GALERÍA | ​La primavera sublima la casta de la Ganadería Domingo Hernández

La empresa salmantina continúa apostando por la calidad en una época crítica para la escena del toro de lidia

GALERÍA | ​La primavera sublima la casta de la Ganadería Domingo Hernández
Un astado de la Ganadería Domingo Hernández

Con la llegada de la primavera la bravura y la casta de los toros de la Ganadería Domingo Hernández se hace todavía más evidente en la finca “Traguntía”, ubicada en el municipio salmantino de Pozos de Hinojo.

En 1924 don Rafael Lamamié de Clairac adquiere para su hijo don Leopoldo el hierro y la cuarta parte en que se divide tras la muerte de don Luis Gamero Cívico, la ganadería que este había adquirido a don Fernando Parladé. En 1992, don Antonio Peláez Lamamié de Clairac vende exclusivamente los derechos del hierro a don Domingo Hernández y éste le agrega las reses de su ganadería que pertenecían a doña Amelia Pérez-Tabernero y don Domingo Ortega, con sementales de “Garcigrande”, procedencia de don Juan Pedro Domecq.

Comentarios