Calzadilla del Campo, historia de un legado familiar

En la finca Calzadilla del Campo, situada en la localidad salmantina de Gejuelo de Barro pastan las reses de Don Ignacio López Chaves, un legado que con el paso de los años ha sabido mantener viva la llama del triunfo

Calzadilla del Campo, historia de un legado familiar
Ganadería de D. Ignacio López-Chaves, finca Calzadilla del Campo

Reconocida trayectoria es la que arrastra la familia López-Chaves vinculada toda una vida al cultivo de la bravura. Vivir por y para el toro, bien podría ser el lema que presida a esta saga familiar, cuya historia se remonta a los años 50, momento en el que D. Andrés López-Chaves ingresa en la Asociación con reses procedentes de Santa Coloma. Años más tarde, concretamente en 1981, la ganadería es dividida en cinco lotes, uno de los cuales se destina con el hierro y divisa original a D. Víctor López-Chaves, quien la cede posteriomente a su sobrino D. Ignacio López-Chaves, propietario actual de la misma. En 1993 las reses santacolomeñas son sustituidas por vacas y sementales de encaste Domecq, procedentes en exclusiva de D. Luis Antonio Carabia Bueno y el 'El Estoque'.     

Calzadilla del Campillo (70)

El tipo de toro que predomina entre esta divisa azul celeste y blanca es un toro por lo general fino, bajo de agujas, con cuello largo, corpulento y armónico de hechuras por regla general. Su pelaje predominante son los negros, castaños, colorados y tostados. En cuanto al comportamiento en líneas generales se puede definir como un animal que despierta bravura y clase a lo largo de la lidia, conservando la cualidad de ir a más. Suele ser un animal pronto y con fijeza en los trastos de torear. En pocas palabras, un animal muy definido de salida, que necesita mimo para dejar ver realmente su fondo. Bien es cierto que en el caso concreto de las reses bravas las cuentas exactas no existen, y las excepciones a veces abundan en exceso. 

Calzadilla del Campillo (14)

En tiempos de pandemia la espera se está convirtiendo en un protagonista muy destacado en todas las ganaderías de bravo, la paciencia y sobre todo la ilusión están jugando una baza muy importante en este agrio camino al que se han visto abocados sin excepción todos los ganaderos y profesionales del mundo del toro, que se aferran a los éxitos conseguidos para afrontar con miras a un futuro incierto, pero esperanzador.

Calzadilla del Campillo (25)

En el caso de esta ganadería, una de las más emblemáticas y gustosas para los toreros, los triunfos han ido unidos a su trayectoria a lo largo del tiempo, en especial en las novilladas con y sin caballos donde actualmente tiene mayor presencia este hierro. Rememorar que en el Certamen 'Destino La Glorieta II', 2020, el pupilo de Ignacio López-Chaves embistió con mucha dulzura, mostrando una gran clase durante la lidia, motivo por el cual fue premiado con una merecedora vuelta al ruedo. Además, el jurado le otorgó una de las puntuaciones más altas en la clasificación a mejor novillo, junto al de Domingo López-Chaves y el de Lorenzo Espioja. 

Comentarios