La CHD fija los volúmenes mínimos de reserva de los embalses para una campaña de riego "garantizada"

Pide "un esfuerzo en el ahorro y la eficiencia" a pesar de que los embalses de la cuenca del Duero se encuentran a un 84,7% de su capacidad, casi seis puntos por encima de la media de la década

La CHD fija los volúmenes mínimos de reserva de los embalses para una campaña de riego "garantizada"

La Comisión de Desembalse de la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) acordó hoy, en una sesión celebrada de forma telemática, los volúmenes mínimos de reserva de los embalses a 30 de septiembre para una campaña de riego "garantizada" por la disponibilidad de agua en todos los sistemas.

Y es que el valor de las reservas existentes al final de la campaña anterior, por encima de la media de los últimos 25 años con 1.334 hectómetros cúbicos, unido a un invierno húmedo en todo el territorio, justifican la "buena situación" de las reservas a principios del mes de abril, con los embalses de la cuenca gestionados por la CHD al 84,7 por ciento de su capacidad total, casi seis puntos por encima de la media de la década.

Así, la situación actual en casi todos los sistema supera los valores medios, con unas aportaciones de entrada a los embalses en la totalidad de la cuenca de un 27 por ciento más, en la primera mitad del año hidrológico, que la media de los últimos 25 años, según informó la CHD a través de un comunicado remitido a Ical.

No obstante, y a pesar de estos datos, la presidenta de la CHD, Cristina Danés, pidió hoy a los usuarios de los sistemas de riego "un esfuerzo en el ahorro y la eficiencia en el uso del agua" con el fin de asegurar un final de campaña "con el mayor volumen embalsado posible", que hoy alcanza los 2.438,3 hectómetros cúbicos, una cifra similar a la reserva hidráulica de hace doce meses.

Por ello, y de manera general, las asignaciones máximas por sistema son similares a las del año pasado, teniendo en cuenta, no obstante, las determinaciones del Plan Especial de Sequía y las peticiones surgidas en las distintas Juntas de Explotación. Así, las asignaciones máximas se mueven entre los 7.000 metros cúbicos por hectárea de los sistemas Tera y Águeda hasta los 4.500 del Tuerto, pasando por los 6.500 del Esla, Porma y Tormes; los 6.000 de Pisuerga y Bajo Duero, Órbigo, Alto Duero, Riaza y Arlanza; los 5.000 del Carrión y los 4.900 del Adaja.

Mientras, el volumen mínimo por embalse se fija en 2,5 hectómetros cúbicos en el río Tuerto; 13 en el Águeda; 15 en el Adaja; 20 en el Riaza; 25 en el Carrión; 37 en el Irueña; 40 en el Arlanza; 50 en el Pisuerga-Bajo Duero y en el Órbigo; 80 en el Porma; 100 en el Alto Duero; 165 en el Tera; y 200 en el Tormes y el Esla.

Comentarios