​Gran dispositivo policial, con más de 50 agentes, para vigilar el Lunes de Aguas en Salamanca

​Gran dispositivo policial, con más de 50 agentes, para vigilar el Lunes de Aguas en Salamanca
Imagen de archivo del Lunes de Aguas de 2019

Este próximo lunes, 12 de abril, está marcado en rojo en los calendarios de todos los salmantinos. Y es que por fin, dos años después, los charros podrán volver a salir a celebrar el Lunes de Aguas -el año pasado cayó en medio del confinamiento-. Sin embargo, esto puede causar más de un quebradero de cabeza en pleno inicio de la cuarta ola y con unas restricciones sanitarias que, si bien más laxas que en Semana Santa, siguen vigentes.

Precisamente para dar cumplimiento a todas estas medidas, el Ayuntamiento de Salamanca ha organizado gran dispositivo policial, que velará por la seguridad de todos los salmantinos, especialmente en aquellas zonas de la ciudad en las que tradicionalmente se reúnen -como es la ribera del río Tormes, el Puente Romano o La Aldehuela- para así evitar aglomeraciones.

En total, medio centenar de agentes de la Policía Local que controlarán el uso obligatorio de las mascarillas, así como el cumplimiento de la distancia de seguridad interpersonal y del horario de toque de queda y vigilará que no se celebren botellones, barbacoas ni fogatas. Asimismo, velarán porque se cumpla la normativa vigente.

De hecho, desde el Consistorio charro han recordado que, pese a que ya no hay restricciones tan severas como durante Semana Santa, las reuniones “en espacios de uso público, tanto cerrados como al aire libre, quedará condicionada a que no se supere el número máximo de seis personas, salvo que se trate de convivientes”.

Por otra parte, cabe señalar que este año los autobuses especiales que el Ayuntamiento pone a disposición de los vecinos con motivo de esta festividad únicamente funcionarán en horario de vuelta, a partir de las 20 horas, para facilitar el cumplimiento del toque de queda. Además, las instalaciones de la Ciudad Deportiva de la Aldehuela permanecerán cerradas ese día para evitar aglomeraciones.

El concejal delegado de Policía, Fernando Carabias, ha explicado que este dispositivo se ha establecido teniendo en cuenta la organización llevada a cabo hace dos años, al ser el último Lunes de Aguas que pudo celebrarse al aire libre y que, por el buen tiempo, tuvo una afluencia masiva. Eso sí, se ha incrementado el número de agentes teniendo en cuenta la gran cantidad de medidas que se deben vigilar, desde el cumplimiento de la distancia interpersonal hasta el uso de mascarillas.

"Los salmantinos tenemos ganas de salir a tomar el hornazo, pero creemos que la responsabilidad y el sentido común van a imperar", ha sentenciado el concejal, quien ha recalcado que los agentes harán todo lo posible para garantizar la seguridad de los charros y el cumplimiento de las medidas.

Comentarios