Agentes de la Comisaría Provincial de Policía Nacional de Salamanca han detenido este miércoles a un joven que había cometido durante la madrugada un robo con fuerza en un bar de la calle Arapiles.

Accedió al lugar a través de una de las ventanas superiores y una vez en el interior se llevó 500 euros y un patinete eléctrico, saliendo por la puerta de entrada. 

En el momento de ser detenido en la tarde de día de ayer se le interviene un patinete eléctrico, el cual es reconocido sin ningún de dudas por su propietario, al cual se le hace entrega.

Sin embargo, no era la primera vez que cometía un acto parecido, puesto que ya había sido detenido por hechos similares la semana pasada, al haber sido identificado como presunto autor de un robo con fuerza en un establecimiento comercial al cual accedió también por una  ventana, sustrayendo varios efectos y dinero, constándole varias detenciones anteriores por hechos similares.

Una  vez finalizados todos los trámites en dependencias policiales, el detenido es puesto a disposición del Juzgado de guardia de esta ciudad, junto con todo lo tramitado. Una vez en dependencias policiales y realizados todos los trámites oportunos, ambos son puestos a disposición del Juzgado de guardia de esta ciudad, junto con todo lo tramitado.

Comentarios