Un peso inhabitual y muy infrecuente pero ha sucedido este fin de semana en el Hospital de Salamanca. Un niño ha nacido con 5,140 kilos, cuando el peso medio de los recién nacidos oscila entre los 2,5 y 3,5 kilos.

El parto ha sido natural y tanto la madre, primeriza, como el bebé se encuentran en perfecto estado de salud.

Comentarios