La Filmoteca de Salamanca reabre sus puertas con la exposición ‘Trampantojos. El juego continúa (3)’

​La filmoteca apuesta por una renovación de imágenes y nuevos artilugios que invite a jugar y a trasladarse otra realidad a través de otra época

La Filmoteca de Salamanca reabre sus puertas con la exposición ‘Trampantojos. El juego continúa (3)’

La Filmoteca de Castilla y León está de vuelta. Reabre sus puertas con proyectos nuevos y con una celebración, ya que está de cumpleaños. Concretamente sopla 30 velas.

Este miércoles, 28 de abril, el director general de Políticas Culturales, José Ramón González, acompañado por el alcalde de Salamanca, Carlos García Carbayo, el diputado de Cultura, David Mingo y la directora de la Filmoteca de Castilla y León, Maite Conesa han inaugurado la exposición temporal que lleva por nombre ‘Trampantojos. El juego continúa (3)’ junto a la nueva organización de la colección permanente ‘Artilugios para fascinar’.

‘Trampantojos. El juego continúa (3)’ se trata de una nueva y divertida propuesta, a modo de juego, en torno a fotografías antiguas, colocadas en diferentes lugares de la filmoteca, y que forma parte del fondo de Venancio Gombau. Durante estas imágenes el espectador podrá sumergirse de lleno en la época, ambiente y sociedad de la década del siglo XX.

Junto a esta exposición, el otro acontecimiento representativo es la colección que lleva por nombre ‘Artilugios para fascinar’ que ha reorganizado la colección para presentar e incluir nuevos elementos, ampliar nuevos rincones o mejorar la iluminación de las vitrinas entre otros motivos. Son objetos vivos que se van ampliando gracias a las piezas cedidas por generosos particulares castellanoleoneses que permiten que se expongan en la Filmoteca, y que todos los ciudadanos puedan disfrutar de estos añejos artilugios.

Con motivo de esta presentación la directora de la Filmoteca de Castilla y León, Maite Conesa, ha declarado que “necesitamos un poco de renovación en nuestro modo de percibir lo que está ocurriendo y que nos ofreciera una sonrisa, y sobre todo la posibilidad de fotografiarnos dentro de esta casa que guarda la memoria audiovisual de la Comunidad”. 

Comentarios