Castilla y León anota un déficit de 83 millones hasta febrero a pesar del impacto asociado a los fondos COVID, que fue de 74 millones

​La cifra supone el 0,14% del PIB de la Comunidad, frente al 0,12% de media de las comunidades

Castilla y León anota un déficit de 83 millones hasta febrero a pesar del impacto asociado a los fondos COVID, que fue de 74 millones

Castilla y León anotó un déficit en sus cuentas de 83 millones de euros hasta el mes de febrero a pesar del impacto asociado a los fondos COVID, que fue de 74 millones. La cifra es inferior a los del mismo periodo de 2020, cuando aún no se contabilizaban los efectos de la pandemia, y que supuso también un déficit de 129 millones. Estos números suponen el 0,14 por ciento del PIB de la Comunidad, frente al 0,12 de la media de las comunidades autónomas y el déficit del 0,24 por ciento hace un año, según los datos difundidos hoy por el Ministerio de Hacienda.

En España se registró una necesidad de financiación de 1.412 millones. Hacienda indicó que esto obedece a un incremento de los gastos del 6,1 por ciento frente a los ingresos, que crecen un 3,6 por ciento. Entre estos últimos destacan los impuestos sobre la producción y las importaciones, que caen un 4,3 por ciento, hasta los 2.102 millones. Por su parte, los ingresos por impuestos sobre la renta y patrimonio crecen un 6,5 por ciento, hasta los 8.041 millones. Por último, los ingresos por impuestos sobre el capital también crecen hasta alcanzar los 492 millones, lo que implica 170 millones más que en febrero de 2020.

La remuneración de asalariados crece un dos por ciento. Esta rúbrica incorpora la subida salarial para este ejercicio del 0,9 por ciento frente a un incremento salarial del dos por ciento en 2020. Las prestaciones sociales distintas de las transferencias sociales aumentan un 4,4 por ciento, de las cuales las pensiones de 'Clases Pasivas' registran un incremento interanual del 4,9 por ciento, con un porcentaje de revalorización de las pensiones para el ejercicio 2021 del 0,9 por ciento con carácter general, el mismo que en el año anterior. Por su parte, las transferencias sociales en especie caen un 15,9 por ciento.

Por último, el Ministerio de Hacienda señaló que en los dos primeros meses del año el déficit conjunto de las Administraciones Públicas, excluidas las corporaciones locales, sin incluir la ayuda financiera, se sitúa en el 1,51 por ciento del PIB.

La mayor parte de las comunidades registran déficit. Únicamente seis experimentan superávit: Asturias (0,04 por ciento de su PIB), Cataluña (0,08), Galicia (0,03), Navarra (0,07) y La Rioja y País Vasco (ambas con el 0,01 por ciento).

Comentarios