Final feliz para un rescate en el agua. Un corzo atrapado en las aguas del canal de Villoria necesitó de ayuda para salir a tierra.

Atemorizado, con pocas fuerzas, y arrastrado a ratos por la corriente, poco a poco y con ayuda, comenzó a andar por la rampa alejándose del agua hasta que sus rescatadores lo recogieron para devolverlo a tierra firme, al campo.

Fueron Borja Jordan y Juan Carlos Noreña los protagonistas que se encontraron con el corzo en el canal mientras paseaban por los alrededores.








Comentarios