El alto coste que tiene la ‘okupación’ para el propietario

El alto coste que tiene la ‘okupación’ para el propietario
Al tiempo que se emplea para poder recuperar la propiedad, se suma el dinero que se debe abonar en el proceso, así como aquel que no se gana por no poder disfrutar de la inversión. Vender una casa con ´okupas´ rebaja su precio casi a la mitad. Este movimiento cuesta más de 20 millones de euros a los propietarios en las dos grandes capitales peninsulares, las más afectadas por la práctica

Es una de las situaciones menos deseadas pero la crisis ha disparado la práctica. Los ´okupas´, ya sea por necesidad, protesta, estafas o cualquier otro hecho, se aprovechan de las viviendas vacías para establecer en ella su morada y ampararse de la inviolabilidad del domicilio. En muchos casos quizás no sea fácil entenderlo pero la legislación española lo dicta así.

De esta manera, conlleva tiempo, en ocasiones mucho, el poder recuperar la propiedad pese a los esfuerzos de la Administración de agilizar los procesos. A ello, sin embargo, hay que sumarle un coste en dinero del que se debe hacer cargo el propietario: abogado, en el caso de necesitarlo o quererlo; la rebaja en el precio de la vivienda; y lo que se deja de explotar por la propiedad ´okupada´, más allá de los desperfectos que pueda haber una vez que se recupere.

De hecho, según recoge Idealista, el tiempo que transcurre desde que el propietario interpone la demanda de desahucio por precario (civil) hasta que se produce el lanzamiento con una orden judicial es de unos ocho meses de media y superior a los 2.000 euros con los costes fijos de abogado, procurador y el cerrajero en el momento del lanzamiento, que también corre a cargo del propietario.

Este precio, aunque el más evidente, no es, sin embargo, el más importante. Y es que a ello se le deben sumar los desperfectos que casi siempre se producen en estas viviendas que, por otro lado, la mayoría de las veces pertenecen al banco. Sin embargo, en los últimos tiempos se ha extendido la práctica de aprovechar las vacaciones de los propietarios u ´okupar´ una segunda vivienda, aunque en Salamanca los casos sean menores.

Así, según un estudio del portal inmobiliario, conjuntamente con ´Civismo´, un think tank español, los ´okupas´ cuestan 21,4 millones de euros cada año a los propietarios de las dos grandes capitales españolas: Madrid y Barcelona, donde más se realiza esta práctica. En Salamanca no existen datos de ello aunque obviamente el precio se reduce ostensiblemente y el hecho de la ´okupación´ en dos bloques de un edificio de Los Alcaldes es algo aislado.

Reducción del precio de la vivienda

Otro de los gastos que se producen, de manera indirecta está en la devaluación del precio de la vivienda ´okupada´. Otro estudio lo sitúa de media por encima del 40% en España, aunque en Castilla y León se encuentra por encima, en torno al 48,2%, siendo la quinta región donde la bajada es más importante por detrás de Asturias, Euskadi, Baleares y la Comunidad Valenciana.

De esta manera, y ante el aumento de los costes al propietario por este hecho, en el caso de viviendas destinadas al alquiler, se está optando por subir estos para intentar optimizar gastos en el caso de que se produjera la ´okupación´. Así, nuevamente en las dos principales capitales españolas, estos han aumentado por encima de los diez euros por metro cuadrado, por lo que el movimiento también es culpable del aumento de los alquileres, como también ha ocurrido en Salamanca, superior al 16% de manera interanual en los datos de julio.

Comentarios
Lo más