CCOO tacha de “insostenible” la situación de residentes y trabajadores de la Residencia de Babilafuente

CCOO tacha de “insostenible” la situación de residentes y trabajadores de la Residencia de Babilafuente
Desde el Ayuntamiento quieren escuchar a todas las partes implicadas en el conflicto antes de pronunciarse o tomar decisiones al respecto

El sindicato Comisiones Obreras ha hecho pública la situación de la Residencia Bellavista de Babilafuente cuyos trabajadores, después de que despidieran a una compañera “por exigir sus derechos hartos de la precaria situación laboral y las condiciones deficitarias en las que se encuentran los residentes” iniciaron el pasado lunes una protesta pública firmando una carta dirigida al Ayuntamiento de Babilafuente solicitando que inste a la empresa que tiene la concesión pública para la gestión y explotación, a que cumpla con la legislación laboral “y dote a la Residencia de las condiciones adecuadas para dar el servicio correcto a los residentes”. 

Buena parte de los 90 residentes con los que cuenta a día de hoy la instalación emprendieron, además, una recogida de firmas solicitando a la empresa mejoras de las condiciones laborales de sus cuidadores. Esas firmas, denuncian miembros de la plantilla, “se han hecho desaparecer”.

La situación, matiza CCOO, también ha supuesto la dimisión de la directora de la Residencia “que ya no soportaba la presión del Gerente, y se temen aún más represalias”.

A juicio de la organización sindical, cuyos representantes se han querido acercar a la residencia para palpar el problema de primera mano, se aprecia el descontento de los residentes con el servicio que se les presta. 

Denuncian, además, que la adjudicación obligaba a reservar el 20 % de las plazas para los ancianos del pueblo con un descuento del 30 % en el precio “pero que no es así”. 

“Los trabajadores ya no pueden seguir en esta situación, cobrando menos que lo estipulado en el Convenio, trabajando más horas sin ser remuneradas y siendo despedidos si exigen sus derechos. Tienen falseadas las planillas de trabajo, obligándoles a firmar unas planillas que no son las que ellos realmente hacen ni con el personal que en ellas se refleja, para así evitar que la inspección sancione a la empresa”, critica el sindicato, que también advierte de problemas similares en instalaciones gestionadas por la misma persona en otros municipios salmantinos. SALAMANCA24HORAS ha intentado, sin éxito, ponerse en contacto con el responsable de la Residencia.

Postura municipal

Por su parte, desde el Ayuntamiento, su alcalde, Jacinto Manuel Palomero, aclara que la empresa está cumpliendo con el Ayuntamiento “todo lo acordado”. A la vez reconoce que pidió hace tiempo tanto al personal como a los residentes que trasladaran sus quejas al Ayuntamiento una vez que tuvo conocimiento de que había problemas internos “pero nunca se nos hizo llegar nada hasta ahora que sale a la luz esta información”, explica. 

El primer edil asegura que quiere escuchar las versiones de empresa, residentes y trabajadores para tomar una decisión al respecto.

Apoyo de IU

A propósito de la polémica Izquierda Unida de Salamanca se ha sumado a los apoyos a las reivindicaciones y acciones “en pos de la normalización laboral que las trabajadoras de la Residencia de Ancianos de Babilafuente han decido emprender”.

El pasado 14 de agosto, el coordinador local, Francisco Javier Herrero, se reunió con la portavoz de las trabajadoras de la misma, Nieves Alonso, recientemente despedida, para conocer de primera mano la situación de la plantilla y de las personas internas en la misma.

Desde IU aseguran que “siempre defenderán la mejora de las condiciones laborales de los trabajadores y trabajadoras, por lo que rechazamos frontalmente que se estén realizando jornadas de 48 y 50 horas en la misma, se realicen nóminas de más de 1.200 euros y se abonen a las trabajadoras  cantidades entre los 800 y 1000 euros”. A todas luces, añaden, “esto es una flagrante ilegalidad, incluso a pesar de las rebajas de derechos y condiciones laborales que nos han supuesto las pasadas reformas laborales del PSOE y la profundizadora de la misma realizada por el PP en la primera legislatura de Mariano Rajoy”.

Reacción de Podemos

Podemos Salamanca se comprometió a hacer lo que esté en sus manos para ayudar a las trabajadoras de la residencia pública de mayores de Babilafuente, varias de ellas despedidas “de manera presuntamente irregular” por reivindicar condiciones laborales dignas.

Durante una reunión mantenida con ellas, las trabajadoras informaron de numerosas irregularidades documentadas ”que podrían perjudicar no sólo a las trabajadoras del centro, sino que pondrían en riesgo la seguridad alimentaria de los residentes”.

Por ello, Isabel Muñoz, procuradora en las Cortes de Castilla y León por Podemos, hará varias preguntas a la Consejería de Servicios Sociales respecto a la inspección y el cumplimiento de la normativa vigente, pidiendo copias de las últimas inspecciones realizadas. Además, la procuradora ha hablado con el veterinario responsable para preguntarle si tiene documentación y facturas que acrediten que la carne ha tenido los controles veterinarios correspondientes y la respuesta ha sido negativa hasta la fecha, aunque según el veterinario el menú de verano de la residencia no incluye carne de cerdo. Por ello, Isabel Muñoz ha afirmado que "esta cuestión necesita una aclaración urgente" y ha realizado una pregunta al director de Salud Pública para contestación oral en la Comisión de Sanidad, concretamente "qué medidas se están realizando ante estos hechos.

En cualquier caso, para Podemos Salamanca este asunto es un ejemplo más del modelo de "privatizaciones peligrosas" del Partido Popular, un modelo en el que se asigna por contrata a empresas o asociaciones, muchas veces amigas, otras veces vinculadas al PP, la gestión de bienes públicos, con las consecuencias nefastas que estamos viendo para las y los salmantinos.

Comentarios
Lo más