Las plataformas anti-minas dicen que la Estrategia Minera de la Junta quiere “esquilmar” Ávila

Las plataformas anti-minas dicen que la Estrategia Minera de la Junta quiere “esquilmar” Ávila
Las tres plataformas contra las minas han criticado a la Junta por la recién aprobada Estrategia de Recursos Minerales 2017-2020 porque “pretende convertir a Ávila en una provincia a esquilmar y a explotar en todos los minerales que sean susceptibles de ello”

En caso contrario, piden al Servicio Territorial de Medio Ambiente de Ávila que emita una declaración de impacto ambiental negativa para la mina en la de la Sierra de Ávila, donde ya se han superado los plazos legalmente establecidos, y a que se denieguen los permisos de investigación y explotación para las minas en la Sierra de Yemas y el Valle del Corneja.

La Estrategia Minera aprobada en la última reunión del Consejo de Gobierno -y publicada en el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl) el lunes- es “un despropósito para Ávila por tener como único fin el fomento y promoción de la minería”, según han contestado las plataformas ‘No mina en la Sierra de Ávila’, ‘No a la Mina en la Sierra de Yemas’ y ‘No a la mina en el Valle del Corneja’.

Aseguran que el plan de la junta se ha aprobado “con nocturnidad y alevosía en plena época estival” y supone “un verdadero despropósito para Ávila, por tener como único fin el fomento de la minería”, con “el agravante de utilizar recursos públicos que podrían dedicarse a servicios sociales”. Y apuntan que puede ser apropiada para otras provincias, “atendiendo a la diversidad de cada territorio y sus necesidades particulares” como Palencia, Burgos o León, ésta última aquejada por una fuerte reconversión minera.

Además de criticar que para la Administración “priman los intereses de empresas y promotores mineros frente a los generales”, lamentan que el único fin de la estrategia sea “explotar cualquier mineral que se encuentre sobre el territorio, independientemente de su impacto ambiental”, que supone “una amenaza para los entornos rurales y naturales de la provincia y de la población despreciando las actividades económicas arraigadas en los municipios”.

También alegan que “se confunde el concepto de sostenibilidad con el de viabilidad presente y futura de la minería”, en una actividad que eliminaría al resto, y rechazan el argumento de la consejera de Economía, Pilar del Olmo, sobre que esta actividad es un nicho de empleo y fija población en el medio rural.

Empleo

Apuntan que el propio documento de la Junta pone de relieve el auge de las labores a cielo abierto frente al proceso de abandono definitivo de la minería de interior. En este sentido señalan que los trabajos de extracción en la minería a cielo abierto se desarrollan con explosiones de material explosivo y manejo de materiales con maquinaria pesada, que “indica una muy baja necesidad de personal en la explotación y con una alta cualificación y formación”. Y aunque se especifica una media de ocho trabajadores por explotación minera, esta cifra “descendería significativamente por la bajada del ratio de la minería energética”.

Y denuncian que si la población actual basa sus actividades en la ganadería, la agricultura, actividades cinegéticas y turísticas, la minera a cielo abierto “dará la puntilla a un entorno rural que, en el mejor de los casos, fijará a menos de una decena de familias por explotación minera pero desterrará a las actualmente existentes en el entorno, debido a la ruina de sus actuales medios de vida”.

Las plataformas se preguntan si el “ideal de empresa” de la Junta es ésta, que extraen el feldespato de estas tres zonas para después llevarlo a Levante, “donde las empresas de la Comunidad Valenciana se quedarán con un negocio que debería pertenecer a las empresas abulenses”.

Comentarios
Lo más