La medalla de Franco en el salón de Plenos y otros símbolos vuelven a juicio

La medalla de Franco en el salón de Plenos y otros símbolos vuelven a juicio
Este lunes se debían haber presentado las conclusiones finales de parte demandante, Domingo Benito, y la demandada, el Ayuntamiento de Salamanca, aunque una confusión en torno al Monumento a la Unificación ha obligado a suspenderlas. El abogado de Benito, Gorka Esparza, asegura que llegan con "el partido medio ganado" ya que de todas las reivindicaciones en torno a este tema tan solo le restan dos. El concejal mirobrigense se queja de que el Ayuntamiento diga "las cosas a la mitad" y se apropie de la retirada de otros símbolos franquistas cuando se trataba de "un allanamiento en un proceso judicial"

El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo debía haber acogido la presentación de conclusiones finales este lunes sobre distintos símbolos franquistas en la ciudad en la que el primer teniente alcalde de Ciudad Rodrigo, Domingo Benito, aparece ya como único demandante tras la retirada de Izquierda Unida. Sin embargo, estas se han suspendido después de una confusión con estas conclusiones sobre el ´Monumento a la Unificación´ situado en el parque de Salesas, que aparece como una de las reivindicaciones sobre su retirada pero en las que el Ayuntamiento, a través de su escrito, aparece como una escultura que ya se va a retirar.

De esta manera, bajo el acuerdo de las dos partes, se ha decidido suspenderla y presentar las conclusiones de manera escrita cuando se aclare este hecho para así resolver la cuestión de la manera más rápida posible. Además de este ´Monumento a la Unificación´, en las peticiones de Domingo Benito se encontraba el mural en el salón de Plenos del Ayuntamiento en las que aparece Franco sobre una moneda. 

De hecho, el propio Domingo Benito y el abogado Gorka Esparza aseguraron que ya cuentan con el “partido medio ganado” ya que de todas las pretensiones realizadas tan solo restan estas dos, motivo precisamente de la retirada de Izquierda Unida, según comentó Esparza. El abogado, precisamente, se refirió a que en el mural, el Ayuntamiento refleja que se debe contextualizar la imagen ya que “refleja diferentes momentos históricos pero quienes no están nunca son sus antecesores, como por ejemplo Casto Prieto”

Además, sobre el Monumento a la Unificación expresó que aunque el Ayuntamiento asegure que ya está “descontextualizado” con la retirada de los yugos y las flechas, todavía cuenta con “alegorías a Dios, Patria, Rey, familia, municipio y sindicato y a otros elementos identificables con la Falange o el Carlismo”. Tanto es así que afirmó que “se le han quitado los símbolos que un alumno de Cuarto de la ESO sabría identificar con la Falange”.

Domingo Benito, por su parte, reiteró su satisfacción por los procesos realizados y destacó que el Ayuntamiento “siempre dice las cosas a la mitad” debido a que “cuando anunciaron el cambio de determinadas calles y otras medidas parecía que era un interés del propio alcalde y lo que había era un allanamiento en un proceso judicial”, comentó. Aseveró, además, que el mural del salón de Plenos tiene un “carácter de exaltación” marcado y que “de todos los lugares, el menos apropiado probablemente sea el salón de Plenos” al representar una parte importante de la soberanía popular. 

Sobre lo que aún resta pero que no depende del Ayuntamiento, Gorka Esparza avanzó que ya se ha presentado un recurso en el Juzgado Central de lo Contencioso-Administrativo sobre el escudo del Palacio de Justicia y que se está discutiendo sobre si el que también aparece en el Banco de España es tutela de la Universidad o del Ministerio. Por otro lado, también lucharán por retirar los vestigios sobre la fachada del edificio de la Junta de Castilla y León de la plaza de la Constitución, a lo que se sumarán otras peticiones en diversas partes de la provincia como en el propio Ciudad Rodrigo, con el edificio de los sindicatos o el educativo de ´Los Sitios´. 

Águeda

Domingo Benito también se refirió a la posición que tomó el alcalde de la pedanía recientemente y que para el concejal mirobrigense es “un disparate absoluto”, más aún cuando tiene problemas más importantes que resolver. Afirmó que esta “salida de tono unilateral”, de proseguir, se encontrará de frente con él y otros. 

Además, en relación al posible museo, “se le dejó claro que solo aceptaríamos la apertura de cualquier tipo de museo en el caso de que el objetivo fuera el reconocimiento a las víctimas, y la memoria de aquellos que fueron represaliados”.

Comentarios
Lo más