Ganemos acusa a Berkeley de querer “controlar” al Ayuntamiento de Retortillo con prácticas “piratas”

Ganemos acusa a Berkeley de querer “controlar” al Ayuntamiento de Retortillo con prácticas “piratas”
En relación con dos propuestas realizadas por la compañía al Consistorio 
 

La empresa minera Berkeley “quiere poner en marcha su proyecto minero de uranio en Retortillo a cualquier precio, incluso si ese precio implica presionar al Ayuntamiento de la localidad con prácticas más propias de pandilleros que de empresarios, aprovechando su posición económica dominante frente a un Consistorio necesitado de recursos para el desarrollo de la localidad”. 

Esta es la base de la denuncia realizada por Ganemos Salamanca en la Diputación a través de su representante provincial, Gabriel de la Mora. El diputado ha dado a conocer sendos informes del servicio de Asistencia Técnica a los Municipios (ATM). Son la respuesta a dos demandas de información por parte del Ayuntamiento de Retortillo, que quería asegurarse de la base jurídica de dos propuestas realizadas por Berkeley al Consistorio.

La primera propuesta era la de gestionar conjuntamente con el Ayuntamiento la residencia de ancianos municipal, a través de un consorcio que se le presentó a la institución mediante un borrador de convenio ya redactado, prácticamente, en el momento en el que el contrato con el anterior adjudicatario finalizaba. La minera se ofrecía a aportar el 75 % de la inversión necesaria, unos 37.500 euros, además de la administración conjunta de la residencia asistida. El  servicio de asistencia de la Diputación advirtió al Ayuntamiento de Retortillo que esta práctica carece de apoyo jurídico y era inviable según la normativa vigente.

La segunda de las propuestas de la empresa minera consistió en el ofrecimiento de aportar 15.000 euros para financiar la terminación de las obras del bar de las piscinas municipales. En este caso, aunque la donación privada estaría jurídicamente permitida y no se incurriría en ninguna ilegalidad, “a nadie escapa lo que se esconde bajo estas dos acciones aparentemente bienintencionadas: intentar congraciarse con un Ayuntamiento necesitado de recursos y desbordado por la situación con la mina de uranio para, en última instancia, controlar el Ayuntamiento y doblegar la toma de decisiones a su favor, pues nadie da duros a pesetas”, apunta De la Mora quien advierte que, con independencia del proyecto minero en Retortillo, de su posible puesta en marcha o paralización, “la empresa ha ejercido en la localidad el mismo efecto que un elefante en una cacharrería y ha transformado para siempre la vida en el pueblo, ha enemistado familias, ha enrarecido el ambiente de convivencia y, como se ve con este tipo de acciones, no se detendrá ante nada ni nadie para lograr sus objetivos sin importarle la legalidad o las consecuencias”. 

 

Comentarios
Lo más