La inauguración de la Feria de Día, pistoletazo de salida a los prolegómenos de las fiestas

La inauguración de la Feria de Día, pistoletazo de salida a los prolegómenos de las fiestas
El alcalde, Julián Ramos, junto a Juan José Vega, jefe de cocina y Manel González, copropietario del Asador Don Mauro fueron los encargados de cortar la cinta

Con el tradicional corte de cinta de mano del alcalde Julián Ramos, que ejerció de anfitrión acompañando a Juan José Vega, jefe de cocina y Manel González, propietario del Asador Don Mauro quedaba inaugurada una nueva edición de la Feria de Día de Guijuelo, que este año cuenta con las casetas de Majuma, El Pernil Ibérico y El Álvarez. 

A pesar de que las temperaturas no animaban a estar en la calle, la inauguración de la Feria se convirtió en un ir y venir de gente a la calle Gabriel y Galán donde se empezaban a servir los primeros pinchos de feria. 

“Un año más con esta inauguración damos comienzo oficial a los prolegómenos de las Fiestas”, apuntaba el alcalde recalcando que era “todo un lujo contar con dos personas tan importantes dentro del mundo de la restauración”. 

Con la inauguración de la Feria de Día, comienza el grueso de actividades de un programa festivo que tiene previstos más de medio centenar de actividades en menos de nueve días. 

“Esperemos que nos acompañe el tiempo”, deseaba el primer edil asegurando que, como es habitual en agosto, “en Guijuelo ya se percibe una gran afluencia de público que esperemos disfruten con el cartel festivo preparado desde el Ayuntamiento”.

Por su parte, Manel González  y Juan José Vega  mostraron su satisfacción por ser los encargados de inaugurar la Feria. “Es un orgullo que hayan contado con nosotros”, apuntaba González recordando que en su asador una de las especialidades “es el jamón ibérico”. “Hoy no se concibe una cocina de nivel en la que no esté presente este producto”, apuntaba Juan José Vega calificando a Guijuelo de “la mayor despensa de España”.

Tras la inauguración, las autoridades, entre las que se encontraba buena parte de la corporación municipal, visitaron las casetas de la feria en las que se entremezclaron con el público que, poco a poco, según caía la tarde, se acercaban hasta este punto para degustar pequeñas delicias gastronómicas como los conocidos saquitos de marisco, la exquisita vela ibérica a la plancha o las famosas ‘pulgas’.

 

Comentarios