Música y humor para animar las noches festivas

Música y humor para animar las noches festivas
Además de la Plaza Mayor con las verbenas y la plaza de Julián Coca, con espectáculos musicales y conciertos, las calles cuentan con animación de día y de noche. La Plaza de Julián Coca acogía el espectáculo ‘Guijuelo Comedy’ que volvió a llenar el espacio con tres humoristas muy dispares. mostró mucho humor y espectáculo pero sobre todo respondió a las expectativas de un público que volvió a llenar la Plaza Mayor

La música es, sin duda, uno de los mayores protagonistas de las Fiestas 2017. A los cinco conciertos previstos se han sumado ocho verbenas y actividades musicales que se enmarcan en el programa cultural. Sin embargo la novedad de este año son las actuaciones itinerantes que llenan de música diferentes espacios, tanto de día, como de noche.

El ciclo se abría con la actuación de Rockalean. Una banda de cinco músicos, con una amplia experiencia musical, contundente a la hora de versionar a grandes grupos de la historia del rock y del pop. Aunque parezca increíble, con dos personas en la batería, guitarra, sousaphone y voz son capaces de tocar en cualquier lugar. El arranque elegido fue en la Plaza Mayor tras la procesión aunque sin duda fue su actuación en la Feria de Día, por la noche, la que se ganó al público.

Le tocaba el turno a una Discoteca Móvil que también se instalaba por la mañana en la Plaza Mayor y en la calle Gabriel y Galán por la noche. En torno a las 13,00 horas la banda ‘Casanova’ animaba con música en directo los juegos infantiles mientras que por la noche era la Feria de Día la que volvía a animarse con una de sus actuaciones. Mañana continuará la experiencia, también con Discoteca Móvil en la zona de la Comida de Peñas, en la calle Pedro Flores mientras que por la noche se volverá a instalar en la zona de las casetas.

Noche de risas y humor 

Las risas resonaron anoche en la Plaza de Julián Coca. El espectáculo ‘Guijuelo Comedy’ ponía la nota de humor a las Fiestas de la mano de tres cómicos muy dispares. No había lugar al aburrimiento. David Cepo, cómico de Madrid, abría la terna con su humor dinámico y espontáneo. Aunque menos conocido que sus compañeros de cartel, este monologuista, viene pisando fuerte y eso se notó pues consiguió ir calentando al público con un ambiente agradable que trajo risas garantizadas. 

Era el turno de Miguel 925, de aspecto serio pero con muchas ganas de hacer reír. Este humorista concibe el humor como una forma de vida que lleva por bandera y eso y su descendencia manchega hizo que llevara el humor al ámbito más llano del día a día. Guerra se sexos con gracia que se plasmaba en el escenario llevado a la exageración, haciendo que este conjunto fuera una mezcla de humor y risas que brotaba como consecuencia de su forma de interpretar la vida transmitida al público de forma sencilla.

Cogió el relejo David Cesar, al que el mismo se define como cómico ‘jebi’. Criado en la periferia de la ciudad de Madrid, puso sobre el escenario su sabiduría popular. Siendo niño aprendió que para jugar al fútbol hay que ser pares, que las lentejas hay que comérselas sí o sí y que las madres inventaron el hip hop. Y eso se nota en su espectáculo.

Curtido sobre los escenarios y formado en los concursos de monólogos de humor ha actuado con Pedro Reyes, entre otros, y eso servia para poner un broche de oro magistral a una noche en la que las buenas temperaturas y el ambiente agradable inundaron la Plaza de Julián Coca en la que esta noche se podrá ver al mago Yunke y el ballet acrobático Flip-Flap que dará paso al concierto de Decai.

Pikante pone la Plaza Mayor a bailar

El grupo musical segoviano ‘Pikante’ repetía ayer en Guijuelo y supo mantener el nivel de las orquestas programadas para las Fiestas llenando la Plaza Mayor de luz y sonido. Un espectáculo en el que participaron nueve componente, dos de ellas chicas que suponen unas de las mejores voces a nivel nacional: no en vano, a ‘Pikante’ se la conoce como la mejor orquesta de Castilla y León.

Con un sonido de 60.000 watios y una iluminación de 200.000 watios, la orquesta respondió a las expectativas puestas en las verbenas de Guijuelo. El espectáculo no tenía nada que ver con el del año pasado. Si aquel fue un guiño a Disney y sus películas infantiles, el de anoche se decantaba por otro tipo de humor en el que no faltaron ni siquiera referencias a la Guardia Civil.

Ese no era más que el comienzo de una noche en la que la música, de todo tipo no faltó aderezada con luz y pantallas multicolores que volvían a transformar la Plaza en una auténtica pista de baile.

Comentarios
Lo más