Parque Militar Nacional en Pensilvania, millones de visitas en un lugar similar a Los Arapiles

Parque Militar Nacional en Pensilvania, millones de visitas en un lugar similar a Los Arapiles
Cuenta con un centro de visitantes con miles de objetos, uniformes y armamento, pero también hay un recorrido por el campo de batalla con las anécdotas que allí acontecieron. Turistas de todo Estados Unidos se desplazan cada año, generando riqueza y empleo para la zona
 

El Sitio Histórico de Los Arapiles es Bien de Interés Cultural desde el año 1994 para recordar una batalla crucial en la historia de Europa, la que en 1812 supuso el principio del fin del imperio napoleónico al derrotar las tropas inglesas, españolas y portuguesas a las francesas. Un pequeño centro de interpretación en el municipio y una representación una vez al año se antojan como algo insuficiente para la magnitud de Los Arapiles y para lo que podrían suponer desde el punto de vista turístico.

Un ejemplo similar es el Parque Militar Nacional de Pensilvania.  Para conservar el paraje donde tuvo lugar la Batalla de Gettysburg en 1863, el Congreso las 2.388 hectáreas de parque, como se hizo en Arapiles, pero además hay un gran centro de visitantes donde se muestran miles de objetos, incluidos uniformes y armamento. Y por si fuera poco hay recorrido que recuerda las peripecias y anécdotas de los tres días de batalla, todo ello con su correspondiente ornamentación. Este lugar recibe millones de visitas cada año, generando riqueza y empleo para la zona.

02 los arapiles interior

En cambio, Los Arapiles es sólo lugar de culto para turistas ingleses, principalmente el 'Arapil Grande'. Un lugar que, cuando se está en él, permite a los visitantes volver a principios del siglo XIX con la localización de hitos perfectamente visibles y dignos de una visita. Así, se pueden observar de manera retrospectiva lugares como la Ermita de Nuestra Señora de la Peña, donde se produjeron las primeras escaramuzas de la batalla; las cimas de Los Arapiles, sobre las que se establecieron poderosas baterías artilleras; el Teso de San Miguel, puesto de mando del ejército aliado durante gran parte de la batalla; el Pico de Miranda, sobre cuya cima murió el general francés Thomières; o las lomas de El Sierro, entre otras, donde la División del general Ferey defendió la retirada de sus camaradas derrotados.

Además, se creó a través de la Asociación Histórico Cultural Salamanca 1812 y el Ayuntamiento de Arapiles, el Aula de Interpretación, en la que se ofrecen un vídeo explicativo sobre la batalla, dos maquetas que representan las dos fases principales de la batalla, ocho paneles explicativos, tres dioramanas que representan diversos movimientos del combate, un expositor con réplicas del armamento y vitrinas con múltiples objetos originales de la época. Los visitantes también podrán disfrutar de explicaciones de audio dramatizadas en español o inglés. 

Comentarios