La Guardia Civil y la Guardia Nacional de Tránsito de Portugal vigilarán los desplazamientos al país vecino

La Guardia Civil y la Guardia Nacional de Tránsito de Portugal vigilarán los desplazamientos al país vecino
El 29, 30 y 31 de julio realizarán servicios conjuntos dirigidos a la prevención de la accidentabilidad. Además de la labor informativa se incidirá sobre periodos de conducción y descanso, cinturón de seguridad o velocidad

En el periodo veraniego, las carreteras españolas son transitadas por numerosos vehículos; la mayoría viaja a sus lugares de origen, fundamentalmente aquellos no nacionales procedentes de Europa que se desplazan y retornan por el territorio nacional a Portugal.

Estos vehículos entran por España, principalmente, a través de la A-1 y N-121A, finalizando su recorrido por el territorio español en los Sectores fronterizos con Portugal, utilizando el mismo itinerario de regreso.

Con la finalidad de prevenir, reducir y paliar los siniestros de estos conductores y sus familias durante los desplazamientos este año se ha planificado actividades informativas y acciones conjuntas con la Guardia Nacional Republicana (GNR) Tránsito y la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, para lo cual han sido comisionados a Burgos un Sargento Ajudante, un Cabo y un Guarda Principal.

Además de la labor informativa y preventiva se denunciarán las infracciones que se observen, para que el desplazamiento por España se efectúe de forma segura, no comprometiendo su seguridad ni la del resto de los usuarios de la vía.

Se han estipulado unos puntos informativos/control, atendiendo a la labor de seguridad vial, en los que se verificará la documentación del conductor y del medio de transporte, así como si reúne las condiciones y los elementos de seguridad para poder circular adecuadamente.

Para ello se desplegarán patrullas portuguesas y españolas a los puntos de información a lo largo de las principales rutas utilizadas, realizando operaciones conjuntas de tráfico y de prevención de accidentes durante estos desplazamientos de ciudadanos portugueses hacia un lado y otro de la frontera, durante las épocas de vacaciones estivales.

El objetivo es prevenir y combatir los accidentes de tráfico, garantizar el flujo normal de tráfico y apoyar a todos los usuarios de las principales vías frecuentadas en sus desplazamientos como son la AP-1, A-1, N-1, A-62, A-231, sin olvidar las estaciones de servicio y áreas de descanso proporcionándoles de este modo un viaje en seguridad.

Se prestará especial atención a los comportamientos de conductores que ponga en riesgo la seguridad propia y de terceros, incidiendo en los aspectos siguientes:

  • Maniobras al volante como adelantamientos, cambios de dirección, inicio y cambio del sentido de marcha, cesión de paso y distancia de seguridad entre vehículos
  • Conducción bajo influencia de alcohol y/o drogas
  • Habilitación legal para conducir
  • Cinturones de seguridad y dispositivos de retención de los niños
  • Utilización indebida de móviles durante la conducción
  • Control de velocidad
  • Periodos de conducción y descanso

Esta propuesta que se desarrollará en Burgos en su fase de "operación salida" los días 29, 30 y 31 de julio, tendrá su réplica en el Subsector de Valladolid del 28 de agosto al 1 de septiembre en la "operación retorno".

Comentarios
Lo más