El alcalde de El Payo: “Podemos que se informe bien, este hombre me ha intentado agredir dos veces”

El alcalde de El Payo: “Podemos que se informe bien, este hombre me ha intentado agredir dos veces”
El primer edil del municipio ha querido desmentir a SALAMANCA24HORAS las acusaciones que ha formulado este miércoles Podemos, asegurando que empujó e hirió a un vecino. Sin embargo, Agapito Pascual revela que los hechos sucedieron en febrero y de forma diferente a como narra la formación morada a instancias del supuesto agredido

El alcalde socialista de El Payo, Agapito Pascual, ha desmentido a este diario los hechos que ha aireado Podemos este miércoles, 30 de agosto. Al menos, tal y como la cuentan. La formación morada ha sostenido que el primer edil del municipio ha agredido a un hombre a través de un “brutal empujón” cuando se negó a que un agente forestal desbrozara su finca. Sin embargo, Agapito Pascual revela que los hechos se produjeron en febrero y que la denuncia que consta en el Juzgado de Instrucción número Dos de Ciudad Rodrigo es mutua. Algo que omite Podemos.

“Estábamos en un bar reunidos dos cazadores y yo, con la señora del bar presente. Este hombre entró muy alterado, se puso a la otra punta, pidió un café y una copa y empezó a decirme que si yo estaba limpiando los caminos y cortando los árboles”, relata. Recuerda que en ese momento le aclaró que, en efecto, estaban limpiando los caminos principales del municipio para permitir el paso de una motolimpiadora. “Pensé que algún obrero le habría cortado algún árbol de su finca. Entonces me dijo que no se me ocurriera cortar los caminos enfrente de su terreno porque eso era suyo”, explica.

Se negó a aceptar las instrucciones del vecino. “Mira, José. De puertas para fuera de tu finca no hay nada tuyo”, le espetó. En ese momento el alcalde de El Payo cuenta que se arrancó furioso hacia su persona. “Me lanzó un golpe y me arañó la cara, yo le empujé cayó al suelo, se volvió a levantar como una fiera y ya le pararon las personas que estaban conmigo. Se fue a la otra punta de la barra y con el café y la copa, venga jurármelas y a decirme que me iba a pegar dos tiros”, recuerda. Por otro lado, Agapito Pascual mantiene que el hombre está en tratamiento y sospecha además que no toma la medicación.

Cuando regresaron de la jornada de caza, la Guardia Civil de Fuenteguinaldo estaba en la puerta del bar donde habían ocurrido los hechos. “Me dijeron que este hombre había puesto una denuncia contra mí en el cuartel de Ciudad Rodrigo. Al parecer, se fue al centro de salud de Robleda a decir que el alcalde de El Payo le había roto un brazo. No le escucharon porque no era así. Lo mismo en Ciudad Rodrigo y en Salamanca”, mantiene. El alcalde de El Payo denunció al hombre por haberle causado un arañazo durante su intento de agresión y la causa está pendiente de resolución.

Consecuencias políticas

“Podemos que se informe bien, que vaya al Juzgado a ver los informes en vez de escribir tonterías”, resume. Además, Agapito Pascual va más allá en la implicación de los morados en la denuncia de este altercado. “Luego fue diciendo que se iba a apuntar a Podemos porque pensaba que a todos los alcaldes que no son suyos, los iba a echar. Pero éste es del PP, del PP, del PP...”, insiste. Según su relato, no acepta de ningún modo que tenga la Alcaldía.

“El anterior alcalde de El Payo era el marido de su prima. Por eso, en una ocasión, vino a mi casa a agredirme un sábado por la mañana porque decía que yo había quitado de alcalde al marido de su prima. Menos mal que no me encontró”, revela. Además, insiste en que no está bien de salud recordando un tercer episodio. “Otra vez se metió con un garrote en la iglesia y no sabemos a quién estaría buscando...”, concluye.

Apoyo del partido

Por su parte Juan Luis Cepa, delegado socialista en la comarca de Ciudad Rodrigo ha expresado su sorpresa a este diario por los hechos narrados por Podemos en este día. “Me sorprende que ahora a finales de agosto saquen una nota de unos hechos que ocurrieron en febrero y que aluden a una discusión entre particulares”, sostiene.

Además, resuelve que es una cuestión que está pendiente de resolución judicial y que la denuncia es mutua. “No se puede opinar de una cuestión entre particulares. Por eso no opino hasta que no haya sentencia. Los de Podemos no tienen ni idea porque fue en el bar un domingo por la mañana antes de una montería”, sentencia.

Comentarios