Salamanca vuelve a estar entre las provincias de España que menos empleo generan

Salamanca vuelve a estar entre las provincias de España que menos empleo generan
La lista del paro regresa a cifras de comienzos del año 2009, pero la afiliación a la Seguridad Social avanza tres años más lenta, con datos de 2012, con un incremento anual sólo superior a seis provincias. La firma de indefinidos se mantiene en apenas el 8%
 

El Ministerio de Empleo y Seguridad Social publicó este miércoles los datos del paro correspondientes a julio, con 2.482 desempleados menos en la lista de la provincia de Salamanca y 1.957 afiliados más a la Seguridad Social respecto al año pasado, comparaciones que se efectúan para determinar si se ha creado o no empleo. Son datos positivos por el efecto del turismo, pero tienen una letra pequeña que no es tan positiva, sobre todo teniendo en cuenta que la lista del paro aumentó por primera vez un mes de julio.

En primer lugar, cabe destacar que Salamanca continúa en la zona media de provincias de España donde más desciende interanualmente la lista del paro, un 9,3%. Los datos son similares a los de principios del año 2009, pero hay que tener en cuenta que desde el inicio de la crisis la provincia charra cuenta con 20.000 habitantes menos, dos mil sólo en el último año, la mayoría jóvenes exiliados a otras zonas de España e incluso al extranjero en busca de trabajo.

Y es que la afiliación de la Seguridad Social es similar a la del año 2012. Salamanca es la séptima provincia donde menos aumenta la cifra de ocupados respecto a julio de 2016, con apenas un 1,69%. Sólo por delante de Palencia, Ávila, León, Zamora, Lugo y Orense. Es decir, que la cifra de personas que cotizan a la Seguridad Social, y por tanto trabajan, crece mucho menos de lo que desciende la lista del paro.

Algo que queda refrendado por la enorme rotación laboral que hay en la provincia de Salamanca. En julio se rubricaron 11.803 contratos, pero la afiliación a la Seguridad Social aumentó en 647 personas respecto al mes anterior. Es decir, que sólo se crea un empleo por cada dieciocho contratos que se firman, lo que demuestra la fuerte temporalidad y precariedad del tejido productivo salmantino.

Estos contrastes se justifican porque el mercado laboral todavía está marcado por los contratos temporales e inferiores a mileurista. La letra pequeña de los datos del paro hechos públicos por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social muestra que así ocurre con noventa y dos de cada cien nuevos contratos (8,4% de indefinidos, apenas tres décimas mejor que hace un año y un punto menos que antes de la reforma laboral). Y aunque se han rubricado 2.800 más que el año anterior, la mayoría tiene una duración de escasas semanas.

Comentarios
Lo más