Para hacer bien el amor hay que recurrir al móvil

Para hacer bien el amor hay que recurrir al móvil
Los amores de verano están ganando un nuevo apellido. Las aplicaciones para ligar proliferan y en verano multiplican su funcionamiento. A las ya tradicionales como Badoo y Tinder se le suman otras muchas que filtran por ámbitos tan inesesperados como la creencia religiosa. El amor de verano virtual ya está aquí

‘Para hacer bien el amor hay que venir al sur’, cantaba Raffaella Carra allá por 1978 y puede que, más allá de entretener, tuviera su parte de verdad. Sin embargo, casi cuarenta años después, los hábitos han cambiado y casi lo menos importante ahora es la zona dadas las posibilidades existentes para encontrar el amor, ya sea pasajero o duradero, que se respira especialmente en los meses de verano. 

De hecho, un estudio conocido recientemente situaba a Cantabria en el centro del sexo. Los cántabros afirmaban practicarlo más de 11,9 veces al mes, por delante de los Canarios, con 10,7. En el otro extremo, los castellanos y leoneses, solo superando a los riojanos, con menos de seis veces al mes. 

Esto, eso sí, tiene opciones de cambiar de la noche a la mañana. Incluso en este verano. El amor ha dejado de ser una conexión física para convertirse en virtual. Al menos así es en muchos casos. Las aplicaciones para ligar están proliferando en los últimos tiempos y las posibilidades son infinitas. Badoo o Tinder fueron dos de las primeras que se centraban en una atracción física para posteriormente poder quedar y conocerse mejor.

Pero los desarrolladores han seguido progresando en ello y existen múltiples aplicaciones centradas en muchos aspectos. Por un lado, están aquellas que también tienen ya un recorrido como Meetic, Happn o Adopta Un Tío, pero a ellas se le han unido otras como Hater, Sapio, JSwipe o Christian Dating. 

Por partes, Hater pone en común a personas que tienen odios comunes; Sapio tiene un estilo común a Tinder pero aquí la belleza reside en el interior ya que antes hay que responder a unas 300 preguntas; JSwipe es solo para la comunidad judía; y Christian Dating, para la cristiana. 

Otras, incluso, como Seeking Arrangement, unen a gente que buscan relaciones de conveniencia, mientras que Whisper te obliga a sacar todas tus interioridades para encontrar una pareja sin ningún secreto. El sector ‘freak’ también tiene su aplicación para ligar con Cuddli, mientras que aquellos que tengan barba o aquellas a las que les guste, Bristlr es su aplicación. 

Aquí no acaban. Raya está hecha para los influencers y Animalear se basa en las mascotas de cada uno. La música no se escapa de este nuevo negocio con Wegow o Bandwidth. Y si con todo ello todavía no consigues ligar, calma, que también te puedes crear tu propio novio o novia con Invisible Boyfriend o Invisible Girlfriend con todo lujo de detalles. Incluso te escribirá mensajes reales. Eso sí, la aplicación es de pago. 

Los hábitos, en definitiva, han cambiado para dotar a los enamoradizos de múltiples posibilidades. Y para aquellos que se resignan a un creciente amor virtual, siempre les quedará recurrir a la opción de siempre, para lo que, quizás, el sur o, al menos, la zona de playa, siga siendo menos difícil. 

Comentarios
Lo más