Detenido por estafar telefónicamente a más de 3.000 demandantes de empleo

Detenido por estafar telefónicamente a más de 3.000 demandantes de empleo
Publicaba anuncios en páginas de búsqueda de trabajo y facilitaban un móvil de contacto que en realidad redirigía la llamada a un teléfono de tarificación adicional. Se estima que con esta actividad ilícita ha defraudado más de 150.000 euros

La Policía Nacional ha detenido en Valladolid a un individuo que estafaba telefónicamente a personas que buscaban empleo. Se estima que con esta actividad ilícita ha defraudado más de 150.000 euros a más de 3.000 víctimas. El arrestado publicaba anuncios en páginas de búsqueda de trabajo y facilitaba un número de teléfono móvil de contacto, que en realidad redirigía la llamada a un servicio de tarificación adicional.

Se han efectuado dos registros, uno en la casa del arrestado y otro en el local que utilizaba como oficina, en los que se han intervenido dos ordenadores portátiles, seis discos duros, una tableta y documentación relacionada con la comisión del fraude.

La investigación comenzó hace más de un año a raíz de una denuncia interpuesta por una operadora de telefonía, en la que se advertía de la comisión de un fraude telefónico mediante la utilización de varias numeraciones de tarificación adicional. Con las primeras pesquisas, los agentes consiguieron averiguar que el presunto autor publicaba falsos anuncios de trabajo en páginas web y portales especializados, facilitando un móvil de contacto a los interesados. Una vez que los demandantes de empleo llamaban, les redirigían a un teléfono de tarificación adicional, donde se les mantenía con la llamada activa el mayor tiempo posible -el máximo permitido por ley para este tipo de llamadas-.

Finalmente los agentes descubrieron la identidad de la persona que estaba detrás de este fraude telefónico, un hombre de 52 y vecino de Valladolid. Esta persona, directamente o a través de empresas a su nombre, contrataba las líneas móviles y explotaba los números premium a los que redirigían las llamadas.

Una vez identificado el presunto autor, se procedió a su detención por la comisión de múltiples estafas, con las que consiguió defraudar una cantidad superior a los 150.000 euros, engañando para ello a más de 3.000 personas. Además, se realizaron dos registros, uno en el domicilio del arrestado y el otro en un local que utilizaba como oficina, en los que se han intervenido dos portátiles, seis discos duros, una tableta, varios dispositivos de almacenamiento, documentación relacionada con la comisión del fraude y tres cuentas de correo electrónico.

Comentarios
Lo más