Los apicultores podrán acceder a los préstamos bonificados sin necesidad de seguro

Los apicultores podrán acceder a los préstamos bonificados sin necesidad de seguro
A petición del Sector Apícola de COAG-CyL, la Consejería incluye esta exención en la próxima modificación de la orden reguladora de los préstamos bonificados. COAG-CyL se ha dirigido también al Ministerio de Agricultura para que contemple esta exención para los apicultores en la nueva Orden de ayudas destinadas a subvencionar el coste del aval para créditos de hasta 60.000 euros que próximamente publicará

COAG-Castilla y León agradece la receptividad mostrada por la Consejería de Agricultura y Ganadería a las peticiones del Sector Apícola de nuestra Organización tras tener conocimiento en la mañana de este lunes del contenido de la modificación de la Orden AYG/546/2017, mediante la cual se eximirá a los apicultores de la obligatoriedad de tener suscrito un seguro para acceder a las subvenciones de mínimas destinadas a la bonificación de intereses en préstamos a las explotaciones afectadas por las adversidades climatológicas de la presente campaña.

Cabe recordar que la Orden fija como requisito necesario para obtener la subvención del 100 % de los intereses que el solicitante tenga suscrito una póliza o contrato de seguro en las líneas de seguros para producciones agrícolas o ganaderas comprendidas en el Plan de Seguros Agrarios Combinados en el año 2016 o 2017 antes del 15 de octubre y se comprometan a mantener el seguro en los próximos tres años. También establece que quien no cumpla el requisito anterior, pero se comprometa a suscribir el seguro a partir del 15 de octubre de 2017 y antes del 15 de octubre de 2018 pueda recibir una subvención máxima del 50 % de los intereses del préstamo bonificado.

Sin embargo, desde el sector apícola se había manifestado en reiteradas ocasiones que el Seguro de Explotación de Apicultura incluido en el Plan anual de seguros no se adapta en absoluto a las necesidades del sector, motivo por el que su contratación es testimonial en el conjunto del estado, siendo en nuestra Comunidad totalmente nula.

En estas circunstancias, la exigencia de dichos requisitos significaba en la práctica la exclusión de los apicultores de las ayudas de préstamos bonificados, con el agravante de que la apicultura es uno de los subsectores que más están sufriendo los efectos de la sequía en sus explotaciones, ya que no sólo se ha reducido drásticamente su producción de miel y polen por la falta de floración, sino que han tenido que incrementar los costes derivados del aporte de alimento suplementario para mantener las colmenas.

En este mismo sentido, teniendo en cuenta que el Ministerio de Agricultura va a publicar una nueva Orden de ayudas destinadas a subvencionar el coste del aval para créditos de hasta 60.000 euros por titulares de explotaciones agrarias en los que se incluye a los apicultores como beneficiarios, COAG-Castilla y León ha solicitado al Subsecretario del Mapama que se excluya al sector apícola del requisito de tener suscrito un seguro agrario para poder acceder de manera prioritaria a estas ayudas. 

Comentarios