Ocho pirómanos, en el punto de mira por incendios forestales en la provincia durante los dos últimos años

Ocho pirómanos, en el punto de mira por incendios forestales en la provincia durante los dos últimos años
La Guardia Civil ha investigado la autoría intencionada en los fuegos del año pasado en Buenavista, Villagonzalo de Tormes, Pedrosillo de Alba, Navacarros, Villavieja de Yeltes y Sancti Spíritus y este año en Ledesma. Gran parte de los fuegos que tienen lugar cada semana tienen su origen en imprudencias. Durante la última década se han calcinado en torno a 15.000 hectáreas

Los cuatro puntos de la provincia de Salamanca se han visto afectados por incendios forestales durante las últimas semanas de agosto. En algunos casos, provocando un daño mayor que el medioambiental, pues afectaron a parajes declarados Bien de Interés Cultural como el sitio histórico de la batalla de Los Arapiles y el yacimiento arqueológico El Berrueco en el término municipal de El Tejado. Gran parte de los fuegos que tienen lugar cada semana tiene su origen en imprudencias humanas, pero hay otra parte muy importante con un origen intencionado.

Ocho pirómanos están en el punto de mira durante los dos últimos años, según consta en los datos de detenidos e investigados como supuestos autores de incendios en los años 2016 y 2017 por la Guardia Civil.

En julio del año pasado se investigó a dos hombres como supuestos autores de dos delitos de incendios no forestales que afectaron a terrenos delos términos municipales de Buenavista y Villagonzalo de Tormes. En agosto fue uno por un delito de incendio forestal que afectó al término municipal de Pedrosillo de Alba, cometido por imprudencia, y otro en el término municipal de Navacarros, cometido de forma imprudente al provocar un foco para la limpieza de matorrales.

Ya en octubre, dos varones fueron investigados como supuestos autores de un delito de incendio forestal que afectó a los términos municipales de Villavieja de Yeltes y Sancti-Spíritus, cometido de forma imprudente durante una poda de árboles. El fuego calcinó en este caso un total de 760 hectáreas.

Y ya en junio de este año, dos varones fueron investigados por la Guardia Civil como supuestos autores de un delito de incendio en terreno no forestal que afectó al término municipal de Ledesma, cometido de forma imprudente por el uso de herramienta eléctrica.

Comentarios