Tudanca considera que el PSOE debe "lograr aprovechar la oportunidad más grande para el cambio en 30 años"

Tudanca considera que el PSOE debe "lograr aprovechar la oportunidad más grande para el cambio en 30 años"
El precandidato a ser reelegido como secretario general del PSOE en Castilla y León se refirió a "la corrupción del PP" en la que colocó a la región en el "epicentro" pese a los esfuerzos del presidente de la Junta y del ahora presidente del PP de alejarla de la comunidad. Puso al nuevo camino del PSOE como alternativa al Gobierno y habló de las grabaciones de la Guardia Civil que sitúan al alcalde de Salamanca en la sombra del 'caso Lezo'. "La acusación no sale de la nada. Sale de una grabación de la Guardia Civil en la que un expresidente de la Comunidad de Madrid afirma que puede intervenir en la concesión de guarderías en Salamanca", comentó

El secretario general del PSOE en Castilla y León y aspirante a reeditar el cargo, Luis Tudanca, ha visitado Salamanca este jueves para afrontar una reunión con los militantes en un camino que se vuelve a iniciar ahora después del "proceso democrático más grande que haya hecho partido alguno" y de recuperar "el sitio que nunca debió dejar". Son palabras de él mismo, que se ha mostrado preocupado por "la corrupción del PP" de la que "hoy sabemos que Castilla y León no estaba fuera sino en el epicentro". 

Se refería a varias de los procesos abiertos como 'Gürtel', 'Púnica', la trama solar o la 'Perla Negra', entre otras, a la que se ha sumado la sombra del 'caso Lezo' en la figura de Alfonso Fernández Mañueco. De ello ha asegurado que "la acusación no sale de la nada. Sale de una grabación de la Guardia Civil en la que un expresidente de la Comunidad de Madrid afirma que puede intervenir en la concesión de guarderías en Salamanca", por lo que opinó que "debería asumir alguna responsabilidad".

De hecho, lo consideró responsable por ser el número dos del partido a nivel regional, conjuntamente con el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, de estos "casos aislados que a uno le hace pensar cuántas oportunidades se han perdido aquí". Por ello, frente a ello, presentó un PSOE esperanzador que "ofrece una alternativa clara, de izquierdas, diferente y un futuro para nuestros hijos e hijas en Castilla y León". 

Tanto es así que, después de "una crisis sin precedentes" en el seno del partido, aseguró que "por primera vez" ha visto el resurgir de la pasión por la política y caras sonrientes y se emplazó a pelear por mejorar lo que, a su juicio, todavía falta por hacer en España y Castilla y León como en la defensa de la Sanidad y Educación públicas, el empleo de calidad o la protección del derecho a la vivienda. "Esa es la aspiración del PSOE". 

Todo lo anterior solo se podrá hacer a través de un PSOE unido, como comentó, "para lograr aprovechar la oportunidad más grande para el cambio en 30 años" que consiga también evitar las desigualdades entre las zonas rurales y urbanas y los desequilibrios entre las diferentes provincias. Una unidad que deberá comenzar por el Congreso Federal que se celebra este próximo fin de semana y en el que se tratará el tema del plurinacionalismo. "Hay tres opciones. O ser independentistas, o ser inmovilistas como el PP y provocar que el problema sea más grande o proponer soluciones. El PSOE respeta la diversidad y garantiza que los ciudadanos tengan los mismos derechos", afirmó.

Sobre lo anterior, además, afeó la conducta de los que envuelven en la bandera de España para luego pactar los presupuestos con el PNV y dar miles de millones a la región mientras otras como Castilla y León reciben mucho menos. "Menos predicar y más dar trigo", dijo y recordó que si esta situación, conjuntamente con la de Cataluña, se da con un Gobierno del PSOE se estaría hablando de manera muy diferente. "Quien se empeñe en romper los puentes creo que se equivoca".

"Mi sanción por conducir ebrio no es equiparable a la de Valdeón"

Luis Tudanca también visitó Zamora este jueves continuando con la ronda provincial de cara a las elecciones autonómicas. Una visita en la que se le ha preguntado por la sanción recibida en el 2008 por conducir bajos los efectos del alcohol. El secretario general de PSOE en Castilla y león ha respondido de manera serena alegando que él la pagó y saldó su deuda.

Unas declaraciones que se alejan de las críticas vertidas por Tudanca tras el caso de Valdeón cuando fue sancionada por conducir ebria y el socialista pidió su dimisión. "Mi caso y el de Rosa no son equiparables. Lo mio fue una multa y lo suyo un delito penal. Lo hice, la pagué y ya está", declaraba el líder socialista.

DSC_0177

Comentarios
Lo más