Más de 4.000 escolares aprenden a comer saludable con una campaña que incentiva el consumo de verduras

Más de 4.000 escolares aprenden a comer saludable con una campaña que incentiva el consumo de verduras
'Descubriendo el huerto con Clecito’ es la iniciativa impulsada por la compañía Clece a lo largo del curso escolar 2017 para divulgar los beneficios para la salud de la ingesta habitual de verduras. Clece, gestiona 62 comedores escolares en Salamanca con una plantilla de más de 200 trabajadores de los que un 22% son de colectivos vulnerables.

 'Descubriendo el huerto con Clecito’ es la última campaña puesta en marcha por la compañía Clece para sensibilizar a más de 4.000 escolares de los centros públicos de Salamanca sobre los beneficios del consumo habitual de verduras para  lograr un crecimiento saludable.

Durante los meses de abril, mayo y junio, Clece ha repartido en todos los comedores macetas biodegradables que incluían tierra y cuatro variedades de semillas –habas, alubias, lentejas y garbanzos–. Los escolares han tenido la oportunidad de participar en todo el proceso de plantado y cuidado de las mismas, fomentando la participación y el trabajo en equipo tanto en el comedor como en los propios hogares.

Además, “Clecito”, un simpático koala que es la mascota de todas las escuelas infantiles de Clece, ha acompañado a los pequeños durante todo el proceso para promover buenos hábitos en la mesa y fomentar la importancia de llevar una dieta variada y equilibrada. Cada viernes se hacía entrega de la mascota Clecito a un niño de la escuela infantil para su cuidado, con la idea de que estuviera con él durante una semana y le mostrara todo lo que había aprendido sobre el consumo de verduras. “Se hacían fotos junto a Clecito comiendo verduras, recolectando verduras en el huerto de los abuelos, plantando las semillas, incluso cocinando platos, comenta Estíbaliz de Frías Madero, jefe de servicio de Clece y responsable del proyecto.

 “En Clece nos hemos propuesto cada año desarrollar actividades con los más pequeños para inculcarles hábitos de vida más saludables. Esta última campaña ha sido muy bien acogida por los más pequeños y hemos conseguido un alto grado de sensibilización sobre la importancia de consumir verduras, los productos de la huerta son imprescindibles para una dieta sana”, añade Estíbaliz de Frías.

Apostando por la integración de colectivos vulnerables en Salamanca

La compañía Clece realiza una importante labor de integración de colectivos socialmente desfavorecidos como personas con discapacidad, personas en riesgo de exclusión social, mujeres que sufren violencia de género y jóvenes desempleados de larga duración a través de su proyecto social, Clece Social. Para todos ellos, la compañía desarrolla cuatro líneas de actuación: Empleabilidad,  Integración, Sensibilización y Cuidado de personas.

Este firme compromiso social ha hecho posible que este año, en el que Clece cumple 25 años, la compañía cuente con 71.982 empleados a nivel nacional, de los cuales 6.926 trabajadores son de integración y, de ellos, unos 5.500 tienen algún tipo de discapacidad.

En concreto, en Salamanca, la labor de integración laboral llevada a cabo por Clece ha posibilitado que la compañía cuente con 535 empleados en la región, de los cuales, el 9,5% son personas procedentes de colectivos vulnerables.

Y solo en el servicio a los 62 comedores escolares que ofrece Clece en Salamanca, la compañía cuenta con una plantilla de más de 200 trabajadores de los cuales el 22% proceden de estos colectivos. “En este curso escolar, hemos realizado una fuerte apuesta por la empleabilidad local y la integración social de colectivos socialmente desfavorecidos”, ha explicado Alfredo Mozo Pozo, gerente de Servicios Sociales de Clece. “Sabemos que la mejor labor social que podemos ofrecer es el empleo. Es la llave para la integración real de las personas en la sociedad”, concluye.

Comentarios
Lo más