Propina dos puñetazos a una mujer a la que quiso invitar pero le dijo que le dejara en paz

Propina dos puñetazos a una mujer a la que quiso invitar pero le dijo que le dejara en paz
Un hombre de 38 años que llevaba toda la mañana bebiendo alcohol y jugando a la máquina tragaperras en un bar del paseo de la Estación, al tiempo que insultaba y amenazaba a los demás clientes por rechazar su invitación. También empujó a los policías antes de su detención, golpeó a patadas el coche durante el traslado a Comisaría y una vez allí dio un tortazo al agente que lo cacheaba

La Policía Nacional de Salamanca ha detenido a un hombre de 38 años como presunto autor de delitos de amenazas y de atentado a agentes de la autoridad tras un altercado en un establecimiento de hostelería del paseo de la Estación.

 

Según informa la Comisaría de Salamanca, los agentes recibieron un aviso del 091 tras alertar desde el bar que un cliente había agredido a otro. En concreto, un individuo que estaba ebrio y llevaba desde primera hora de la mañana en el local, bebiendo y jugando a la máquina tragaperras, había querido invitar a personas que se encontraban sentadas en las mesas de la terraza. Al insistir de malos modos, incluso con insultos y amenazas, una mujer le recriminó su actitud, diciéndole que les dejara en paz. Entonces el hombre le propinó dos puñetazos, tirándola al suelo desde la silla donde se encontraba sentada.

Cuando los agentes se encontraban recabando datos en la terraza, salió del establecimiento el presunto agresor, comenzando a insultar y amenazar a los policías. También se negó a identificarse y les empujó, amenazando e insultando de nuevo a la víctima de la agresión, por lo que fue detenido.

Durante el traslado a Comisaría el hombre siguió con la misma actitud, golpeando a patadas las puertas y la mampara de separación del vehículo policial. Una vez en las dependencias, propinó una bofetada en la cara a uno de los agentes cuando estaba llevando a cabo el cacheo de seguridad.

Comentarios