Randstad vuelve a señalar el comercio y el turismo como dinamizadores del empleo veraniego

Randstad vuelve a señalar el comercio y el turismo como dinamizadores del empleo veraniego
Según la empresa de trabajo temporal, el turismo impulsa contratos relacionados con el transporte, hostelería, ocio y entretenimiento y comercio, que además se ve reforzado por la campaña de rebajas de julio, prolongada durante agosto y septiembre

El turismo se posiciona, una vez más, como el principal motor de contratación durante el periodo estival. Este sector volvió a superar durante el verano de 2016 el mayor volumen de trabajadores en España de la historia, por encima de los 1,6 millones de ocupados.

El turismo impulsa la incorporación de profesionales en los sectores de comercio, transporte, hostelería y ocio y entrenamiento. El incremento de visitantes, tanto nacionales como extranjeros, lleva consigo una generación de contratos que permitan adecuar la ofenda a la demanda de usuarios. Esto ocurre en el ámbito comercial, pero también en hostelería y restauración, en actividades lúdicas y deportivas, y, por supuesto, como refuerzo en el transporte de viajeros.

Camareros, personal de aeropuertos y cocineros, los perfiles más requeridos

El análisis de Randstad indica que los profesionales más demandados durante esta época del año continúan siendo los trabajadores vinculados con el sector comercio, también impulsado por la campaña de rebajas, cuya contratación comienza en junio y se alarga durante los meses de julio, agosto y septiembre.

Promotores, dependientes y puestos de atención al cliente se encuentran entre las principales oportunidades laborales en el periodo estival. Otro de los sectores que tiran del empleo es el de hostelería. Durante este periodo los hoteles y otros tipos de alojamientos muestran las tasas de ocupación más elevadas, llegando en muchos casos al 100% de ocupación. En este sentido, destacan los perfiles de apoyo en hoteles y restauración.

A ellos se suman los perfiles de infraestructura de transporte, en especial, el personal de puertos, aeropuertos y estaciones de transporte, así como profesionales de atención al cliente. Se trata, en la mayor parte de los casos, de perfiles asociados con el turismo, principal dinamizador del mercado laboral durante los meses de verano.

El ocio es otro de los sectores que aportan dinamismo al mercado laboral, gracias al impulso generado por actividades recreativas y vinculadas al turismo.

Las cualidades más buscadas: experiencia, profesionalidad e idiomas

Entre los perfiles más demandados por las compañías que necesitan incorporar perfiles, cabe destacar algunos requisitos que Randstad detecta en la mayor parte de las ofertas de trabajo. Debido al carácter estacional de la contratación, las empresas que contratan trabajadores durante este periodo buscan experiencia previa en un puesto similar. Esto se debe a que necesitan solventar el incremento de la demanda por parte de usuarios y consumidores en un corto espacio de tiempo, por lo que una rápida adecuación al puesto de trabajo se posiciona como un factor altamente valorado por las compañías.

El auge del turismo internacional, impulsado por la gran oferta turística y de ocio, ha traído consigo una necesidad imperante de perfiles con conocimientos de idiomas para hostelería, restauración o infraestructuras aeroportuarias. En este sentido, el inglés se posiciona como un requisito indispensable para muchos puestos. Sin embargo, de cara a ofrecer un mejor servicio a los turistas internacionales, se detecta un incremento en las demandas de las compañías de profesionales con un tercer idioma, bien europeos (francés, alemán, nórdicos) o internacionales (ruso, chino, árabe) debido al aumento de visitantes de estos países.

La contratación temporal como puente hacia el empleo indefinido

Los contratos de duración determinada que surgen durante esta época del año suponen una opción para acceder a un puesto de trabajo que aumente la empleabilidad de los candidatos más jóvenes, o de aquellos que están formándose y disponen de días libres. Asimismo, este modelo contractual supone una nueva oportunidad de volver al mercado laboral para los profesionales desempleados, independientemente del tiempo que hayan estado en esta situación. Los contratos temporales son una vía determinante para aumentar la experiencia de los trabajadores y su empleabilidad, con lo que aumentan sus posibilidades de mantenerse en su puesto actual o acceder a otro en el futuro.

Comentarios