Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio denuncia la desaparición de más de 550.000 euros para la Iglesia de San Martín

Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio denuncia la desaparición de más de 550.000 euros para la Iglesia de San Martín

La Asociación Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio se ha dirigido a la Consejería de Fomento para conocer el paradero de los 550.050 euros que aparecían adjudicados en los Presupuestos de la Junta de Castilla y León de los años 2015 y 2016 y que, según denuncia, “no solo no han sido invertidos para la restauración de la Iglesia de San Martín, sino que han desaparecido del proyecto de Presupuestos del año 2018 pese a la grave situación en la que se encuentra este monumento”.

Los Presupuestos Autonómicos del año 2015 de la Consejería de Cultura contemplaban una partida económica de 100.000 euros con concepto "Iglesia de San Martín en Salamanca. FEDER". Por otra parte, la Consejería de Fomento invertiría 53.248 euros con concepto "Restauración Iglesia de San Martín” y comprometía 498.801 euros para el año 2016, como así se reservaron en ese otro ejercicio. Un año después “no solo se ha esfumado el dinero público anunciado, también la esperanza de que la inversión se produzca con retras, debido a algún buen motivo que mereciese alguna buena explicación en un algún buen momento. Nada de eso ha sucedido”, han lamentado desde la asociación.

Presupuesto de 2018

La novedad, sin detalles, de los Presupuestos del año 2018, son los 250.000 euros que la Consejería de Cultura promete destinar a la Iglesia de San Martín durante el próximo año. “En todo caso”, ha apuntado la asociación, “una cantidad claramente insuficientemente dentro de la magnitud de las obras que demanda este templo en un contexto de falta de credibilidad evidente que parte de cómo desde la Administración Autonómica se minusvalora el patrimonio salmantino”.

Antecedentes

En el mes de octubre del año 2010 la Junta de Castilla y León llegó a anunciar la contratación de la obra de restauración, una actuación que se incluía en el desaparecido programa Arquimilenios, y que finalmente fue suspendida. No fue hasta los Presupuestos Autonómicos del año 2015 cuando, de nuevo, aquella intervención volvió a contar con financiación expresa, si bien ésta quedaba supeditada a contar con una nueva partida en los Presupuestos del año 2016, a una subvención procedente de fondos FEDER y a la participación del Obispado de Salamanca y del Proyecto Románico-Atlántico.

Las sospechas manifestadas entonces por esta Asociación sobre la “escasa decisión” con la que la Junta de Castilla y León retomaba el proyecto en el año 2015 y la “debilidad” de la fórmula de colaboración público-privada, “se han mostrado como certeras”, han asegurado.

Iglesia de San Martín

“Son múltiples y graves las deficiencias que presenta este edificio, declarado Bien de Interés Cultural e inscrito en la ‘Lista Roja del Patrimonio Español’ que elabora la prestigiosa organización Hispania Nostra, tal y como quedaba reflejado en un completo y detallado informe que la Asociación “Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio” facilitó a las Administraciones y al Obispado de Salamanca en febrero de 2010, así como en posteriores denuncias”, ha manifestado la asociación.

La Asociación, durante todos estos años, ha exigido a la Junta de Castilla y León, como Administración competente, que “esas obras -que afectan a la estructura del edificio- se acometiesen; que se redactase un Plan Director el cual planifique todas las intervenciones que necesita el edificio y su entorno, de manera global y profunda; y que se defina el entorno de protección del Bien de Interés Cultural”.

Los últimos estudios, realizados durante el pasado verano y que son continuación de la monitorización iniciada en diciembre de 2015, “ponen de manifiesto la situación crítica en la que se encuentra la estructura del edificio, próxima al colapso, habiéndose podido cuantificar la magnitud del desplazamiento y el desplome de bóvedas y muros”, han asegurado.

Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio considera que “las obras que demanda la Iglesia de San Martín son una actuación completa para su consolidación, restauración y rehabilitación, que no merecen la pérdida de un día más ni más juegos de engaño como los de los últimos años”.

 

Comentarios