Los ópticos de Salamanca recuerdan los riesgos de utilizar lentillas cosméticas en Halloween

Los ópticos de Salamanca recuerdan los riesgos de utilizar lentillas cosméticas en Halloween

La celebración de Halloween conlleva en ocasiones la utilización de lentes de contacto cosméticas de colores y ante esa situación, desde el Colegio de Ópticos-Optometristas de Castilla y León (COOCYL) advierten de los riesgos de utilizar este artículo sanitario sin una supervisión de un especialista. Asimismo, es peligroso para la salud visual su adquisición a través de internet o en establecimientos que no sean sanitarios.

El delegado de COOCYL en Salamanca, Mariano Luengo, recuerda que lo primero que hay que distinguir es el tipo de usuario. Por ejemplo, si lleva lentes de contacto de forma habitual “ya debe de ser consciente del control de horas y limpieza de las mismas”. Como apunta Luengo, el peligro es aquel usuario que quiere las lentes para ese día concreto, “y compra este artículo igual que podría adquirir otros elementos del disfraz, como un gorro o unos dientes postizos”. Este óptico-optometrista salmantino insisten en que una lente de fantasía es una lente de contacto como cualquier otra, “solo que coloreada de un modo u otro, y requiere el mismo criterio de adaptación y control por parte de un especialista”.

Por su parte, la secretaria general del COOCYL, Ana Belén Cisneros, enumera algunas de las consecuencias de un uso incorrecto o de una falta de adaptación de la lente de contacto previa por parte de un óptico-optometrista: “Incluyen problemas de oxigenación para la córnea, reacciones alérgicas oculares o incluso úlceras corneales, por la presencia de gérmenes o de una incorrecta manipulación de las lentes”.

Desde el Colegio de Ópticos-Optometristas de Castilla y León insisten en que las lentes de contacto son consideradas como un producto sanitario, “y como tal, su manipulación y adaptación solo puede llevarse a cabo por un profesional sanitario óptico-optometristas”.

A los usuarios de lentes de contacto cosméticas les recomiendan que sigan las normas de higiene y manipulación que le aconseje este profesional, “y advertir cuántas horas seguidas las pueden usar, además de recordar el uso de lágrimas artificiales si tienen sensación de sequedad durante su uso”.

Otro aspecto que deben de tener en cuenta a la hora de adquirir este producto sanitario es si son aptas para llevar lentes de contacto, aunque sea por un espacio breve de tiempo, y solo un óptico-optometrista puede evaluar si un paciente lo es o no.

En este sentido, la adaptación de las lentes es individualizada, “porque ni todos los ojos son iguales ni todas las lentes tienen las mismas medidas”, añaden. Asimismo, resaltar que las lentes no son un juguete, “y no deben de adquirirse en bazares, mercadillos u otros puntos de venta no autorizados, ya que no están sujetas a ningún tipo de control o medida de seguridad”.

Comentarios
Lo más