Luz verde al Plan provincial de carreteras y al de cooperación hasta el año 2017

Luz verde al Plan provincial de carreteras y al de cooperación hasta el año 2017

La Diputación de Salamanca aprobó este viernes los planes provinciales de carreteras (2016), cooperación (2016-2017) y reserva que suman entre todos una inversión de 25 millones de euros.

Como era de esperar, el debate fue intenso, comenzando por la inversión de 6 millones de euros prevista para intervenir en 54 kilómetros de carreteras provinciales. 

La crítica más intensa llegó desde Ganemos y Ciudadanos que justificaron su abstención poniendo en entredicho los criterios de selección seguidos desde la institución provincial a la que acusan de falta de transparencia y de favorecer a municipios de su mismo color político. 
Dado que desde el equipo de Gobierno se explicó que se ha hecho caso a las recomendaciones de los técnicos, Ganemos Salamanca reclamó la presentación del mapa técnico a la ciudadanía "para que no haya desconfianza". 

El otro gran argumento en el que coinciden los grupos opositores, incluido el PSOE, es el de la planificación al estimar que se puede afinar más. Consideran que las inversiones en carreteras deben realizarse a un mínimo de 3-5 años vista. “Carreteras y travesías no tienen ideologías ni color político y eso se demuestra con planificaciones a largo plazo”, señaló el portavoz socialista Francisco Martín del Molino, quien volvió a resaltar que apoyan el Plan con su voto positivo “pues no vamos a negar el apoyo en este aspecto al equipo de Gobierno solo por el mero hecho de que no estén recogidas todas las exigencias del PSOE”.

En el caso del Plan de Cooperación Bianueal 2016-2017 y el Plan de Reserva el debate fue menos encarnizado pues, a excepción de Ganemos, todos los grupos resaltaron la importancia del diálogo y el acuerdo político en pos de los intereses provinciales.

“Los planes provinciales han mejorado bastante. Debemos mejorar, eso sí, las bases, para beneficiar a los municipios con mayores desigualdades”, remarcó el portavoz de Ciudadanos con cuyo criterio coincidió la bancada socialista.

A juicio del PSOE, esta nueva planificación soluciona problemas del pasado y respeta totalmente las propuestas de los Ayuntamientos.

Precisamente sobre este aspecto incidió el portavoz del equipo de Gobierno para reprochar lo que a su juicio es la injerencia que Ganemos propone en la autonomía municipal al proponer que no se subvencionen acciones “que no vayan destinadas a servicios básicos cuando estos no estén garantizados en los municipios”. Los Ayuntamientos, señaló Carlos García Sierra, “saben perfectamente cuál es la inversión que se debe hacer en sus municipios”.

Pese al entendimiento de casi todos los grupos, desde el lado socialista se instó al resto del Pleno provincial a seguir reivindicando a Junta de Castilla y León y Administración Central “la aportación a esta Diputación que fue retirada por la crisis”. “Si la situación ha mejorado, es el momento de que regresen esos fondos”, apuntó Francisco Martín del Molino que reclamó, además, “ser exigentes en esto”.

Ganemos, por su parte, justificó su abstención -la única de todo el Pleno en este punto- argumentando, como en el caso del Plan de Carreteras, que el hecho de aprobarlos justo ahora es “propaganda electoralista”. A la vez, volvieron a pedir más recursos económicos, un aumento de la subvención mínima a 30.000 euros por localidad y la integración de las diferentes líneas de subvención “por no duplicar convocatorias y costes de gestión”.

Desde el PP se le contesto explicando que “si cree que esto es electoralista es que desconoce este proceso”. Además, precisó que la amortización de deuda que Ganemos pide no ejecutar “nos permite ganar en capacidad de inversión”.

Comentarios
Lo más