El PSOE rechaza la propuesta de Distritos de Interés Comunitario

El PSOE rechaza la propuesta de Distritos de Interés Comunitario
Después de 29 años de existencia de la Comunidad Autónoma de Castilla y León, la Junta de Castilla y León ha planteado un documento de trabajo sobre el modelo de Ordenación del Territorio. Un documento que, a juicio del Partido Socialista, realiza una distribución de tareas, competencias y servicios entre los diferentes niveles de la administración, sin acompañar una memoria económica que garantice la financiación de las mismas. Así, destaca la creación de una nueva estructura administrativa local: los Distritos de Interés Comunitario.
 
Esta propuesta, según el PSOE, entra en contradicción con el Anteproyecto de Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local, cuyo informe ha sido aprobado por el Consejo de Ministros, el pasado 13 de Julio, y que modifica la Ley 7/85 de 2 de abril, LRBRL y la LOREG. Destacar que el Estado tiene competencia en la Legislación del Régimen local y que este Anteproyecto, plantea suprimir Entidades Locales, Menores y Mancomunidades; reducir el número de concejales en un  30%; además de que vulnera el principio de autonomía municipal bajo la tutela de la administración local, por la administración central y autonómica, mediante el vaciado de competencias y servicios de los Ayuntamientos de menos de 20.000 habitantes.
 
Por todo lo anteriormente expuesto, el Grupo Socialista de la Diputación presenta las siguientes propuestas y sugerencias al Modelo de Ordenación del Territorio propuesto por la Junta de Castilla y León. En primer lugar, reclamar una memoria económica relativa a la financiación de las diferentes competencias, servicios y tareas atribuidas a las diferentes Entidades Locales, en el documento de Ordenación del Territorio propuesto por la Junta de Castilla y León.

Ademáss de rechazar la figura de los Distritos de Interés Comunitario, propuesto en el documento de la Junta de Castilla y León porque "es una nueva estructura administrativa local, que genera confusión y burocracia en el mapa administrativo de Castilla y León. Esta nueva entidad genera cargas económicas nuevas a los ciudadanos, para financiar al personal que se requiere para su creación y posterior funcionamiento (secretarios, interventores, administrativos y personal de servicios múltiples). Así como el coste de nuevas infraestructuras y equipamientos. La implantación de los Distritos supone, a nuestro juicio, un paso previo para la fusión y supresión de ayuntamiento, pasando previsiblemente la figura del Distrito a convertirse en la nueva Entidad Local básica en Castilla y León, en detrimento de los Ayuntamiento".

 
Comentarios
Lo más