Nace una asociación de ayuda a las familias con niños prematuros

Nace una asociación de ayuda a las familias con niños prematuros

Este viernes se ha presentado de manera oficial la Asociación de Niños Prematuros y Asimilados de Castilla y León (Premya). Ha sido en el transcurso de una jornada oficial que ha tenido lugar en el Salón de Actos del Hospital Clínico Universitario de Salamanca. Una mesa redonda sobre los diferentes puntos de vista de la estancia en la Unidad de Neonatología ha centrado los actos de presentación de este acto de la mano de enfermeros, pediatras, psicólogos y madres y padres de niños afectados.

“Tras la buena acogida que tuvimos y lo arropados que nos sentimos el pasado 17 de noviembre cuando celebramos el Día Mundial de la Prematuridad, la asociación ha querido mostrar en esta jornada los principales objetivos y actividades en los que va a basar su labor de ayuda a las familias de niños prematuros y asimilados”, aseguran desde Premya.

“Sabemos que tenemos por delante un gran trabajo por hacer y a muchas familias que ayudar. Por eso queremos dar a conocer nuestro programa a todo el personal del hospital, miembros de la Junta de Castilla y León, Ayuntamiento de Salamanca, Centro Base, Centros de Salud, etcétera. Queremos que entiendan y se hagan partícipes de la necesidad de sacar este proyecto adelante”.

Entre los objetivos de esta nueva asociación y las acciones más inmediatas son, entre otras, ayudar a las familias que pasan por neonatos “porque las madres muchas veces se sienten solas aunque los bebés están perfectamente atendidos y este hospital en concreto cuenta con todos los medios hasta para casos extremos”. Así las cosas, la asociación quiere crear un grupo de apoyo además de los siguientes servicios: encuentro de padres, actividades de porteo, lactancia, etcétera. “Queremos concienciar que la prematuridad es un problema real”.

Por el momento, la asociación está compuesta por ocho madres que comparten el mismo problema. En Castilla y León, ocho de cada diez niños nacen de forma prematura y la mayor preocupación es salvar las secuelas del niño prematuro como posibles infartos cerebrales o parálisis cerebral. “Ningún niño responde igual a la semana de maduración o al peso”. Su presidenta, Naiara López, alabó por último la colaboración aportada por la Junta de Castilla y León para la difusión de sus actuaciones y reivindicaciones.

Comentarios
Lo más