Asaja concluye con éxito “la campaña PAC más complicada para Salamanca”

Asaja concluye con éxito “la campaña PAC más complicada para Salamanca”

Asaja Salamanca ha conseguido concluir “con éxito” –aumentando el número de solicitudes tramitadas- “la campaña PAC más complicada para Salamanca” pues la reforma “ha traído de cabeza a agricultores y ganaderos hasta el último día de plazo para solicitarla, y aun así en muchos casos todavía tendrán que estar pendientes de ella para posibles alegaciones por desconocer el coeficiente de admisibilidad de pastos”. 

Los agricultores y ganaderos salmantinos no sólo han sabido adaptarse y entender una nueva normativa plagada de nuevos requisitos, como el greening, la rotación de cultivos o las superficies de interés ecológico, sino que además han tenido que tramitar su solicitud sin conocer en la mayoría de los casos el coeficiente, un factor que a nivel nacional sólo ha afectado a tres provincias. Salamanca es la más perjudicada al ser la provincia con más ganadería extensiva de España. 

La influencia de ese dato es fundamental a la hora de definir el montante de las ayudas que tiene derecho a percibir el ganadero para los próximos cinco años tanto en la PAC como en la línea de Agroambientales. Pese a que el plazo de solicitud y modificaciones ya se ha cerrado, los ganaderos salmantinos tendrán que seguir muy pendientes del CAP que le otorgue la Administración ante la posibilidad de presentar las correspondientes alegaciones cuando esos datos sean definitivos. 

En Salamanca hay zonas como el Rebollar, Arribes o la Sierra, que en estos momentos presentan datos provisionales muy bajos. Tras muchos meses de negociaciones con el Ministerio y con la Junta de Castilla y León, en estos momentos Asaja Salamanca continúa buscando con la Junta de Castilla y León alternativas viables, que sean admitidas por Europa y no conlleven penalizaciones para el ganadero, para conseguir que esos datos puedan elevarse hasta límites que no pongan entredicho la viabilidad económica de muchas explotaciones. 

Por otra parte, los agricultores y ganaderos salmantinos han tenido que tramitar la PAC sin conocer las concesiones de la Ayuda Agroambiental de forrajeras pastables, donde existen unos criterios de prioridad para su concesión, siendo Salamanca la provincia más afectada por esta línea de ayudas en Castilla y León.

Además, la Reforma de la PAC ha provocado que muchos agricultores y ganaderos hayan optado por ceder sus derechos de importe PAC a otros. Sin embargo, hasta hace apenas diez días el Ministerio de Hacienda no ha aclarado los criterios que debían regir esas cesiones. Tras muchas reuniones, Asaja consiguió que fueran sin IVA.

Comentarios
Lo más