La mayoría de las enfermeras percibe un empeoramiento de la atención por los recortes

La mayoría de las enfermeras percibe un empeoramiento de la atención por los recortes

Una peor atención al ciudadano, nuevas reducciones de plantillas y material sanitario insuficiente son algunas de las conclusiones de un nuevo informe del Barómetro Enfermero, que ha recabado la opinión de los profesionales de enfermería de nuestro país sobre lo acontecido en los últimos meses en sus respectivos centros de trabajo.

El informe, elaborado por el Sindicato de Enfermería de acuerdo a los resultados obtenidos de una encuesta realizada a finales de 2014 a cerca de 2.400 profesionales de toda España, ofrece datos esclarecedores sobre la situación de la sanidad de nuestro país a lo largo del pasado año. Así, preguntados sobre si en el último año se han visto reducidas las plantillas de enfermería en su respectiva unidad o centro de trabajo, cerca de un 80 por ciento de los profesionales aseguran que se han visto reducidas entre un 10 y un 50 por ciento.

En lo que respecta a la atención prestada al ciudadano, el 60 por ciento de los profesionales de enfermería afirman que ha empeorado en el último año, mientras que el 25,65 por ciento opina lo contrario, y en lo relativo al material con el que trabajan habitualmente los profesionales, el 40 por ciento considera que es adecuado pero insuficiente, y un 23,38 por ciento, inadecuado e insuficiente.

Formación y autonomía

Otros dos aspectos que afectan al trabajo de las enfermeras y que inciden también en el servicio que se presta al ciudadano son la formación o ayuda que reciben cuando se incorporan a un nuevo servicio, y la posibilidad de desarrollar sus competencias de manera autónoma. Sobre el primero de los asuntos, el 10 por ciento señala que no han recibido ningún tipo de ayuda ni formación, siendo cerca del 70 por ciento los que apuntan que la única ayuda recibida ha sido por parte de sus propios compañeros, que han aclarado sus dudas, pero no por parte de los responsables del servicio o del centro.

De otro lado, el 58 por ciento de los profesionales creen que pueden desarrollar sus competencias de manera autónoma en el trabajo del día a día, aunque encuentran dificultades para ello, y el 20 por ciento de los encuestados refiere que no pueden desarrollar estas competencias y que en su día a día se limitan a realizar técnicas y trámites burocráticos.

Situación laboral

La encuesta también se ha interesado por la situación laboral de los profesionales, y en torno al 40 por ciento de éstos considera que ha empeorado en los últimos seis meses. Sólo el 11 por ciento asevera que ha mejorado su situación en su respectivo centro de trabajo. No obstante, y a pesar de la actual situación que sufre el colectivo, el 39,49 por ciento de los profesionales encuestados afirman rotundamente que, si volviesen atrás en el tiempo, volverían a elegir esta profesión y el 37,72 por ciento señalan que probablemente la volverían a elegir. Tan solo el 4,22 por ciento asegura que no volvería a elegir ser enfermero.

Asimismo, para el 36,79 por ciento de los enfermeros encuestados es muy satisfactorio y gratificante ejercer esta profesión y el 51,05 por ciento lo encuentran satisfactorio en algunos aspectos, aunque reconocen que es una profesión dura. Todos estos resultados coinciden con las principales reivindicaciones que ha venido realizando el Sindicato de Enfermería para mejorar las condiciones laborales de los profesionales y servirán de referente para la estrategia de actuación presente y futura de la organización ante las diferentes administraciones sanitarias.

 

Comentarios
Lo más