Medir el nivel de estrés y combatirlo en cualquier lugar es ya una realidad

Medir el nivel de estrés y combatirlo en cualquier lugar es ya una realidad

El primer sistema de uso personal que permite medir los niveles de estrés y combatirlo en cualquier lugar acaba de llegar al mercado español. Se trata de iRelax, un dispositivo portátil de Biofeedback para uso personal que permite monitorizar en tiempo real las respuestas del organismo al estrés y la ansiedad, reflejando el estado actual del individuo y permitiendo entrenar el control de estas funciones con el fin de conseguir una mejora real y duradera.

Los centros Nascia, especializados en tratamiento de estrés y ansiedad, son los distribuidores exclusivos de este dispositivo y, en palabras de su director Pablo Muñoz Gacto, “es un sistema muy sencillo de utilizar e interpretar. Registra las variables de pulso, respiración y saturación de oxígeno y las compara con el estado óptimo, mostrando rápida y objetivamente el nivel de estrés o de ansiedad de la persona”, comenta.

Pero iRelax no sólo realiza un diagnóstico del nivel de estrés o de ansiedad en el momento y lugar que se precise, sino que persigue el objetivo de “entrenar” la respiración y elevar el nivel de concentración con el fin de que el usuario recupere el control de la situación y permita superar los estados excesivos de estrés y ansiedad.

Sencillez de manejo e interpretación

Uno de los aspectos más llamativos del iRelax es la sencillez de manejo y la facilidad para interpretar los resultados. Desde Nascia, Pablo Muñoz Gacto destaca “lo intuitivo que resulta el sistema, ya que su pantalla muestra en tiempo real toda la información necesaria del estado del usuario y de su entrenamiento, con dígitos, gráficos y colorido muy simple. Cualquier persona puede utilizarlo, sin cables ni conexiones, se enciende automáticamente y en sesenta segundos se diagnostica el nivel de estrés que en ese momento tiene el individuo”, explica.

El proceso de entrenamiento, en el cual se trabaja la respiración es asimismo muy sencillo. En la pantalla del dispositivo aparecen los dibujos de unos pulmones que van llenándose y vaciándose marcando el ritmo óptimo al que el usuario debe respirar. A la vez, se puede ir viendo cómo disminuyen los latidos por minuto, y se suaviza la curva de variabilidad del ritmo cardíaco.

Al finalizar, un índice de esfuerzo indicará la efectividad del entrenamiento y el gráfico final de evaluación reflejará el porcentaje de tiempo empleado con predominio de un color: Rojo si el nivel de estrés es elevado; azul si está en proceso de cambio y verde si se está completamente relajado.

Comentarios