El Premio Nobel de química Robert Huber, nombrado Huésped Distinguido

El Premio Nobel de química Robert Huber, nombrado Huésped Distinguido

El Ayuntamiento ha nombrado Huésped Distinguido de la ciudad a Robert Huber, premio Nobel de Química y catedrático emérito de la Universidad de Múnich (Alemania), quien se encuentra en Salamanca para participar en el IX Congreso de la Federación Española de Biotecnólogos –BAC2015.

La cuarta teniente de alcalde y concejala de Salud Pública, María José Fresnadillo, le ha hecho entrega de esta edición al bioquímico alemán que cuenta con numerosos doctorados honoríficos y que se alzó con el reconocido premio Nobel de Química en 1988, junto con Johann Deisenhofer y Hartmut Michel. El trío fue reconocido por cristalizar, por vez primera, una proteína importante para la fotosíntesis de las cianobacterias y por determinar la estructura de dicha proteína mediante cristalografía de rayos X. Este descubrimiento fue muy importante para entender el proceso de la fotosíntesis.

Fresnadillo ha señalado que es un honor contar en Salamanca con profesionales de la talla del profesor Huber, y ha destacado la importancia de que la ciudad acoja un congreso de estas características —considerado uno de los mayores eventos dentro del campo de la biotecnología en España— en el que participan cerca de 400 personas, entre estudiantes y profesionales del mundo de la investigación y la empresa.

El título de Huésped Distinguido está regulada en el artículo 160 del capítulo quinto del Reglamento Orgánico y de Funcionamiento del Ayuntamiento de Salamanca y establece que este título “podrá otorgarse a personalidades excepcionales españolas o extranjeras que por sus destacados merecimientos, servicios extraordinarios en cualquier actividad y como muestra de la alta consideración que merecen, visitan la ciudad de Salamanca”. 

Trayectoria de Robert Huber

Nacido en Múnich en 1937, estudió Ciencias Químicas en la Universidad Técnica de Múnich, donde obtuvo también su doctorado. Desde 1972 ha sido miembro de la Sociedad Max Planck de Investigación, y director del Instituto Max Planck de Bioquímica, hasta su jubilación en el año 2005. Desde 1976 es profesor de la Universidad Técnica de Múnich, actualmente emérito.

Ha sido profesor invitado en las Universidades de Duisburg-Essen (Alemania), Cardiff (Gales, Reino Unido), Autónoma de Barcelona (España) y Seúl (Corea). Es miembro de la Junta Directiva y del Comité Científico de varias empresas Farmacéuticas y de Biotecnología Agraria, siendo además cofundador de dos empresas biotecnológicas: Proteros y Suppremol, sitas en Martinsried. Estas empresas ofrecen servicios de investigación y desarrollo de fármacos; y desarrollo de terapias novedosas para enfermedades autoinmunes, respectivamente. 

Huber ha contribuido al descubrimiento de la estructura y función de las macromoléculas biológicas. Ha estudiado desde proteasas y sus inhibidores sintéticos y naturales, hasta metaloenzimas (de hierro, níquel, molibdeno o cobre), proteínas del sistema inmune como anticuerpos y receptores de anticuerpos, hormonas proteicas y sus receptores moleculares, quinasas, o enzimas de la biosíntesis de aminoácidos. Además, ha contribuido al desarrollo de instrumentos y métodos para la recolección de datos de cristalografía de proteínas. 

Se le han concedido numerosos doctorados honoríficos, y se le ha nombrado miembro honorífico de varias sociedades científicas y universidades. Entre estos se encuentran la medalla Otto-Warburg, la Medalla Linus Pauling y, en 1988, el reconocido premio Nobel de Química, junto con H. Michel y J. Deisenhofer.

Comentarios