La hostelería se mantiene en el tipo reducido del IVA

La hostelería se mantiene en el tipo reducido del IVA
Entre los detalles de la Dirección General de Tributos sobre la subida del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) se detalla que los servicios de hostelería, campamentos, balneario y restaurantes aplicarán un tributo reducido, que se incrementa del 8 al 10%, mientras que los espectáculos y salas de fiesta, pasarán a tributar al tipo general del 21%. Por su parte, los servicios mixtos de hostelería, es decir, que se ofrezcan conjuntamente con algún tipo de servicio recreativo, como salas de fiesta, espectáculos o actuaciones musicales tributarán al 21%.
 
Los hosteleros salmantinos de momento asumirán la subida del IVA, pues consideran que en un contexto de crisis para el sector no se puede apretar más a los turistas, teniendo en cuenta que ahora es el principal motor económico de la ciudad. Así, por primera desde el inicio de la crisis la provincia de Salamanca ha enlazado tres meses consecutivos con menos visitas y pernoctaciones.
 
De hecho, los últimos datos del paro publicados por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social ponen de manifiesto un grave problema en la economía de Salamanca: el sector servicios se desinfla. La provincia charra se caracteriza por el turismo, sobre todo tras el pinchazo de burbuja inmobiliaria, como fuente de riqueza y creación de empleo, pero la crisis pasa factura al bolsillo de los españoles y, con menos visitas, son necesarios menos trabajadores. Así, la hostelería y el comercio ya no tienen capacidad para absorber desempleados de otros sectores y pierden fuelle respecto a años anteriores.
 
El sector servicios ha perdido 3.600 trabajadores durante el último año en Salamanca. Según la Encuesta de Población Activa (EPA), correspondiente al segundo trimestre, la cifra de ocupados se sitúa en 92.100 personas, frente a las 95.700 en el mismo periodo de hace un año. Mientras, la hostelería y el comercio suponen todavía más de la mitad del total de desempleados, con 19.124, tres veces más que la construcción, con 5.513 parados. Precisamente ahí radica uno de los peros de los datos del paro, pues en julio del año pasado fue el sector servicios el que impulsó el descenso, con 337 parados menos, cuatro veces más que en julio de este año.
Comentarios
Lo más