Desarrollan nuevos métodos para medir la calidad óptica ocular

Desarrollan nuevos métodos para medir la calidad óptica ocular
El Grupo de Investigación de Óptica Visual, Óptica Fisiológica o Visual Biophotonics del Centro de Desarrollo de Sensores, Instrumentación y Sistemas (CD6) de la Universidad Politécnica de Catalunya trabaja desde hace más de 10 años en la que es su principal línea de investigación, la medida de la calidad óptica ocular. Se trata de un campo multidisciplinar en el que participan investigadores de diferentes especialidades, por lo que se aborda desde diferentes enfoques.
 
Así lo detalla a DiCYT Mikel Aldaba, uno de los doctores que forma parte del Grupo y que obtuvo su graduado en Óptica y Optometría en la Universidad de Valladolid. Respecto a la importancia y las implicaciones prácticas que tiene la medida de la calidad óptica ocular, Aldaba asegura que permite una mejor comprensión de diferentes factores que pueden influir en la calidad óptica del ojo “como el tamaño pupilar, el efecto de las ametropías o el impacto de las técnicas de cirugía refractiva”. Además, estas técnicas de medida “están cada vez más implantadas en la clínica siendo utilizadas en la refracción, cirugía refractiva o en la medida de la difusión intraocular, entre otras”. Esta importancia se refleja, a su juicio, en el gran número de trabajos científicos que se están generando a alrededor de esta línea de investigación.
 
En el caso del Grupo de Investigación del CD6, desde un punto de vista más físico o ingenieril se ha trabajado en el desarrollo de la técnica de medida, probando nuevas tecnologías aplicables como las lentes electro-ópticas o sensores CMOS (fabricados con materiales semiconductores de metal-óxido).
 
Por otro lado, “a medio camino entre la clínica y el trabajo estrictamente de laboratorio, se han propuesto nuevos métodos de medida como en el caso de la amplitud de acomodación, donde a partir de un montaje de laboratorio se ha propuesto un método de medida de la amplitud de acomodación basado en la técnica de doble paso, primero testado en el laboratorio y luego extendiendo su uso a un ámbito más clínico”. Esta técnica que permite medir la calidad óptica del ojo consiste en formar la imagen de un punto en la retina y registrar la imagen de la luz reflejada en la retina tras su doble paso por los medios oculares.
 
Por último, también se ha trabajado en estudios más clínicos “que aplican esta técnica de doble paso a diferentes temas de interés, como es la calidad óptica ocular post-LASIK (una de las técnicas más empleadas en cirugía refractiva), el impacto de la difusión u otros”, precisa.
 
Comentarios
Lo más