La crisis pone fin al crecimiento de las agencias de viaje

La crisis pone fin al crecimiento de las agencias de viaje

Este año han crecido pero las agencias de viaje no viven sus mejores momentos. Al menos en cuanto a número se refiere. Los 88 establecimientos existentes en la provincia salmantina en el segundo trimestre de 2016, según datos de la Junta de Castilla y León, supone una de las peores marcas de los últimos ocho años, aunque una cierta estabilización desde el 2012, en el que en el último trimestre del año cayó en 18 locales, el peor descenso de toda la serie histórica. 

De hecho, hasta entonces, el crecimiento fue amplio desde el 2000, en el que el número era solo de 49. Desde ese diciembre hasta el tercer trimestre de 2012, la cifra de establecimientos creció más del doble hasta situarse en los 107, la más alta de la historia. Precisamente, el año que más crecieron fue en nueve el 2001 y se repitió posteriormente en 2006. 

Sin embargo, la crisis, que a las agencias de viaje les afectó un poco más tarde, y el uso de internet por parte de los salmantinos para organizar sus viajes, ha afectado a las agencias, que han caído hasta junio de 2015, cuando llegó a la cifra más baja con 81. Desde este segundo trimestre, en el último año, ha vuelto a crecer en siete establecimientos en la provincia, notando la mejoría de la economía. 

Por encima de la media

Los 88 establecimientos de agencias de viaje actuales se encuentran por encima de la media de Castilla y León, que está en 63, lastrasda especialmente por Soria, con solo trece agencias en su provincia. Por el contrario, Valladolid, con 150, es el territorio que cuenta con un mayor número de estas, si bien la población supera en casi 200.000 a la salmantina.

Salamanca, de hecho, se encuentra equiparado con Burgos y León, a pesar de contar con menos población, especialmente con la segunda que le supera en 100.000. A pesar de ello, Burgos se situaría en segundo lugar con 90 establecimientos, uno más que en León y dos que en la provincia salmantina. 

Por debajo de la media, en cambio, se sitúan el resto de provincias castellanas y leonesas. Palencia sería la quinta en esta particular clasificación con 41 locales, justo por encima de Segovia, con 36. Zamora y Soria son las dos últimas gracias a sus 29 y 13 establecimientos, respectivamente. 

Lucha contra el intrusismo

La Junta de Castilla y León se ha planteado entre sus objetivos la erradicación del intrusismo en el turismo como la propia consejera de Cultura anunció en la presentación del Congreso de Hoteleros de España, que se celebra en Salamanca del 16 al 18 de noviembre. De hecho, para luchar contra la actividad clandestina se ha elaborado un programa de medidas que articula un serie de actuaciones dirigidas a consolidar los niveles de calidad y evitar el pernicioso intrusismo profesional que pudieran resultar perjudiciales para sector turístico, y a la imagen de calidad del turismo en Castilla y León.

Entre estas se encuentra la elaboración de un plan de inspección que estará vigente hasta el próximo 31 de diciembre de 2017, aunque se prorrogará hasta que un nuevo plan le sustituya. Asimismo, se han firmado convenios de colaboración con los ayuntamientos de las capitales de Castilla y León, para que sus policías locales, en el ejercicio de sus funciones, colaboren con la inspección del turismo para verificar el cumplimiento de la legalidad de los establecimientos y actividades turísticas. 

Otro de los ejes de actuación del programa es la formación. Por ello, está previsto la organización de actividades dirigidas a informar y formar en materia de turismo a todos los interesados, y en especial a las asociaciones que representan los intereses del sector turístico. Por otro lado, la Ley de Turismo de Castilla y León reconoce el derecho a las empresas turísticas de ser informadas sobre cualquier consulta relativa a la normativa turística aplicable. 

Por último, se crea una base de datos de los infractores sancionados mediante resolución firme, en el que se recoja los datos sobre el infractor, la infracción cometida, su clasificación y la sanción impuesta. Con su regulación se pretende recoger de forma ordenada todos los datos anteriores garantizando sus derechos y mejorando la actuación administrativa en materia sancionadora. 

Comentarios
Lo más