Ganemos acusa al PP de “matar moscas a cañonazos” para acabar con las fiestas sexuales

Ganemos acusa al PP de “matar moscas a cañonazos” para acabar con las fiestas sexuales

Días atrás, el Ayuntamiento de Salamanca dio a conocer que multará las fiestas de contenido sexual con 3.000 y la clausura del local en el que se produzcan. Para ello, desde el gobierno municipal aseguraban que ya se habían puesto a trabajar en la modificación de la Ordenanza Municipal Reguladora de Establecimientos Públicos y Actividades Recreativas para prohibir expresamente tanto la organización como la promoción de estas actuaciones.

Además, el Consistorio también prevé modificar la Ordenanza para la Protección de la Convivencia Ciudadana y así evitar comportamientos incívicos en la vía pública. Sobre todo en el caso de las despedidas de soltero celebradas en la ciudad. Entre las actuaciones que se propone prohibir figuran, entre otras, transitar o permanecer total o parcialmente desnudo en la vía pública o en espacios privados visibles desde el exterior; pasear por la calle con vestimentas, atuendos o disfraces que puedan atentar contra la dignidad de las personas, los sentimientos religiosos, o tengan un contenido xenófobo, racista, sexista, homófobo, o que suponga menosprecio hacia cualquier condición o circunstancia personal o social.

“¿La Policía Local va a ser la que me diga a mí si mi vestimenta atenta a la dignidad de la persona?”, criticaba Gabriel de la Mora en la mañana de este martes. El concejal por Ganemos en el Ayuntamiento de Salamanca ha lamentado “que el equipo de Gobierno legisle en caliente” y ha considerado a las modificaciones de las ordenanzas como “medidas cortoplacistas, inconstitucionales y de populismo político”. Cree que ya existen otras leyes, como la de Seguridad Ciudadana, en las que deben ampararse este tipo de actuaciones “y no utilizar las ordenanzas municipales como si se tratase del código penal que utilice a la policía como un elemento represivo”. De la Mora ha señalado que quiere un Ayuntamiento “con pocas normas, claras y que se cumplan” y ha asegurado que con estas medidas “el Ayuntamiento quiere matar moscas a cañonazos” sin que realmente ataje los problemas derivados de las fiestas nocturnas en la ciudad.

Ganemos, por tanto, propone alcanzar “un pacto por la noche” dentro de un proceso participativo en el que estén implicados los partidos políticos (con o sin representación en el Ayuntamiento), los vecinos de las zonas más afectados por las fiestas, los propietarios de los bares, los empresarios que ofertan fiestas en Salamanca o las asociaciones y agentes “que tengan, de una manera u otra, algo que decir” para atajar definitivamente esta problemática derivada de las desmadradas despedidas de soltero o de las fiestas sexuales en algunos bares salmantinos.

Comentarios
Lo más