Tenso debate entre PP y Ciudadanos por las obras del hospital y el aumento de la plantilla

Tenso debate entre PP y Ciudadanos por las obras del hospital y el aumento de la plantilla

El Grupo Popular en el Ayuntamiento de Salamanca ha llevado este viernes al pleno de la Corporación una moción para instar a la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León a priorizar las obras del Complejo Hospitalario de Salamanca, además de cumplir con el resto de compromisos adquiridos para que continúe siendo de referencia regional y nacional.

En este sentido, la moción recoge textualmente que el Gobierno regional priorice la ejecución de las obras del Complejo Hospitalario de Salamanca dentro de la inversión regional en infraestructuras sanitarias, de manera que se cumplan los plazos comprometidos para la finalización de las mismas y que continúe siendo uno de los motores fundamentales de la ciudad, avanzando hacia modelos basados en la excelencia, el conocimiento y la innovación.

Asimismo, se recoge la necesidad de realizar un correcto mantenimiento de las actuales instalaciones, hasta que el nuevo hospital sea una realidad, y se cumplan los compromisos adquiridos en cuanto a la plantilla del complejo asistencial universitario, para garantizar la adecuada cobertura de los servicios primando la calidad, eficacia y eficiencia.

La moción insta también a la Consejería de Sanidad a dotar al complejo hospitalario de los medios humanos y técnicos necesarios para garantizar el mantenimiento en el nivel 4. Actualmente está clasificado de máximo nivel dentro de los hospitales españoles atendiendo a parámetros objetivos de actividad asistencial, número de camas, dotación tecnológica, cartera de servicios, complejidad de los casos tratados, capacidad y calidad docente y recursos humanos, siendo un referente regional y nacional tanto en la prestación de asistencia sanitaria especializada como en el desarrollo de labores docentes de pre y post-grado e investigadoras.

Reducir las listas de espera

El Grupo Popular también pide mejorar el sistema de gestión de prioridades de los pacientes en espera garantizando que los más graves sean intervenidos antes de 30 días; poniendo en marcha planes anuales para reducir los tiempos de espera de pruebas diagnósticas e intervenciones quirúrgicas, que incluyan la potenciación de las consultas de alta resolución y de las unidades de diagnóstico rápido; y garantizando que, en los casos que sea imprescindible realizar una adjudicación de determinadas cirugías a clínicas externas, dichas intervenciones se realicen en centros de calidad contrastada y evitando, salvo interés de la salud del paciente, desplazamientos del mismo fuera de nuestra ciudad. 

La moción, para dar traslado al Consejero de Sanidad, concluye que se facilite el desarrollo de una carrera académico, asistencial e investigadora en ciencias de la salud manteniendo programas de incentivación y de formación clínica-investigadora para sanitarios internos residentes, y favoreciendo la actividad docente e investigadora de calidad, imprescindible en el mantenimiento del complejo universitario en un puesto de liderazgo nacional e internacional.

Ciudadanos va más allá

La del PP no ha sido la única moción sobre el hospital. Ciudadanos de Salamanca ha presentado otra para revitalizar la actividad "dejada de lado, durante años, por la Consejería de Sanidad. Nos vemos en la obligación de presentarla tras conocer las propuestas del Partido Popular en este ámbito, por considerarlas, más que nada, un brindis al sol".

Su moción se asentaba sobre cuatro ejes. El primero, denunciar ante la Consejería de Sanidad el deterioro de las instalaciones, recursos, infraestructuras y la derivada falta de eficacia, eficiencia y calidad del servicio. Por otro lado, con la finalidad de aumentar la eficacia y la competencia del hospital revisar el grado de funcionalidad de los servicios cuyo jefe ostente un puesto de catedrático en la universidad. Del mismo modo, dar facilidades para el desarrollo de carreras académicas e investigadoras.

También solicita Ciudadanos reconsiderar la colocación del antiguo gerente como responsable del Sacyl, así como la decisión de nombrar una nueva gerencia, "otra vez sin consenso y dialogo entre los afectados, que atiende más a motivos políticos que profesionales". Todo con el fin de una mejora sustancial del servicio y una reducción de los tiempos de espera.

A ello se añade auditar las adjudicaciones de cirugía externalizadas a servicios privados. Y adecuar la plantilla del hospital para cumplir los ratios profesionales de nivel cuatro, garantizando así una asistencia y cobertura sanitaria en las debidas condiciones. Y priorizar la finalización de las obras, como la realización de un correcto mantenimiento de las actuales.

"No compartimos ni las causas que el PP argumenta, ni las fórmulas de solución que plantean. Muchas de las cosas son ciertas pero hay una diferencia de base que no podemos dejar pasar. Por eso traemos una moción diferente que integra al servicio de Atención Primaria, los grandes olvidados", explicó la concejal Ana Suárez. "Es evidente la diferencia entre ambas nociones. Estamos hablando de realidades diferentes. Vamos a exigir. Es el momento de que se exija a la Consejería lo que nos corresponde. No vamos a aceptar menos. Instamos al Grupo Popular a que esté al lado de los salmantinos, no al lado de unas siglas. Su puesto es a la altura de Salamanca", añadió.

Continuó afirmando que "nos parece una burla reducir las causas de las dificultades de la sanidad a esas cuestiones. Los recortes de personal afectan, la falta de mantenimiento afecta pero decir que el incremento de pacientes es un problema… Por supuesto que hay desmotivación del personal. Lo raro es que no haya más bajas por esta cuestión porque el clima es insufrible. Si el Hospital está funcionando es gracias a la implicación de los profesIonales que han decidido imponer su vocación por delante de todo. Profesionales que vamos a perder porque lamentablemente nadie quiere trabajar en el Hospital de Salamanca".

Y concluyó: "No se puede premiar la gestión nefasta del antiguo gerente. La forma de trabajar se va a perpetuar en Castilla y León. La nueva Gerencia va a tener la tarea de ganarse el respeto de los profesionales y liderar un proyecto que está totalmente perdido. No vamos a permitir que la calidad de la sanidad baje un escalón más. Caiga quien caiga".

Tenso debate

Al respecto, la concejal de Salud Pública, María José Fresnadillo, lamentó que se hayan presentado dos mociones sobre el hospital "y como demuestran las intervenciones aquí han prevalecido los brindis al sol, el afán de protagonismo, el desconocimiento, la ideología. Lamento la visión catastrofista que tienen. Solo responde a ideología. La realidad no es la que dibujan. El Hospital de Salamanca está dentro de los hospitales de nivel IV, es un Hospital Universitario, es referencia regional y nacional y el mantenimiento de nivel es crucial para la ciudad. Ha sido uno de los caballos de batalla del Grupo Municipal Popular".

Añadió que "el compromiso de que el nivel cuatro se va a mantener existe. Sus profesionales son altamente cualificados. Se refleja en indicadores de calidad. La realidad es que tecnológicamente es un hospital puntero. Es una realidad que las obras del nuevo hospital van a buen ritmo desde que se retomaron en 2014 gracias a la apuesta firma del alcalde para que se fijara un plazo en la finalización, que ya existe".

También recordó que en términos de plantilla se suscribió un acuerdo con los sindicatos sanitarios basado en principios profesionales. "No nos corresponde valorarlo. No nos corresponde cuestionar nombramientos. La implicación del alcalde está ahí. Fue el primero que levantó la voz. Basta de discursos interesados, de demagogia. Las personas están por encima de esas cuestiones. Los ciudadanos no se merecen el ambiente crispado alrededor del Hospital. Se merecen el mejor Hospital. Les invitaría a apoyar nuestra moción. Tiene todas las características para poder hacerlo".

Incluso intervino el alcalde, Alfonso Fernández Mañueco, para pedir que PP y Ciudadanos dejaran las mociones encima de la mesa y llegaran a un acuerdo. "Seamos capaces de llegar a una moción única y pensemos en la sanidad, en los salmantinos. Considero que es un asunto lo suficientemente importante para que les pida que dejen las mociones encima de la mesa y lleguemos a un punto en común". Pero respondió Ana Suárez, de Ciudadanos: "No podemos hacer eso desde que hemos descubierto que PP y los demás vemos complejos asistenciales diferentes. Nos vemos en la obligación de seguir adelante". El portavoz del Grupo Popular, Fernando Rodríguez, afirmó que "el PP está dispuesto a dejar la moción sobre la mesa y llegar a un punto de acuerdo. Creo que no hablamos de complejos diferentes. Hay que llegar a un mínimo denominador común y a partir de ahí que cada uno presentara sus matices". Todo concluyó con la votación de la moción de Ciudadanos con pequeños cambios introducidos por el PSOE tras un pequeño receso en el Pleno. La respuesta de los partidos fue afirmativa excepto en el caso del PP, que votó en contra. 

La postura de Ganemos y PSOE

Durante su intervención, Ganemos, a través de Pilar Moreno, recordó al PP que "llevan muchos años gobernando y que los responsables tiene un nombre y un apellido, Partido Popular. No sabemos qué pasa con las listas de espera. Yo sé que al PP las externalizaciones le interesan. Aunque no estemos al 100% con la moción de Ciudadanos sí entendemos que se abordan más problemas que los que aborda el PP. Añadir que el tema es de inversión, no de mantenimiento. Hay que mantener el Hospital Clínico en condiciones. Hay que meter todos los puntos de la Plataforma en Defensa de la Sanidad". Además, lamentó que "premiar al gerente para que pueda tener más potestad para privatizar afecta a todos. La nueva gerente viene de una comunidad donde se han acometido las mayores privatizaciones".

Por su parte, el PSOE mostró su extrañeza por la moción del PP cuando es su partido el que está gobernando en Castilla y León. "Seamos todos más reivindicativos. Hay que ir directos al presidente y no al consejero por la importancia en la generación de empleo del Hospital. Es el mayor de la comunidad autónoma pero sigue reduciéndose. El Hospital está empeorando".

Recordó que en el año 2007, en la presentación de la maqueta, se dijo que tenía que estar en 2012. "Hay falta de voluntad política de que el Hospital terminase sus obras. Hemos perdido plantilla y algunos de los servicios como el de lavandería. Se han perdido hasta 200 puestos de trabajo que en algunos casos no se sustituyeron que ha supuesto que 50 médicos hayan desaparecido de plantilla. Esto produce un aumento de las listas de espera y lo que la Sanidad hace es desviar los pacientes a otras provincias".

Por eso, los socialistas solicitan un pleno extraordinario con un plan "que es el que, en su gran mayoría, ha presentado el PP. El Hospital ha empeorado tanto que ni esas medidas ya son válidas. El Hospital es un asunto de ciudad que nos compete a todos. Vamos a apoyar todas las mociones que recojan la finalización de las obras en 2018, medidas inmediatas en cuanto a seguridad (grupo electrógeno), inmediata revisión de todos los ascensores de Virgen de la Vega y Los Montalvos, no se amorticen más plazas. Número de plantilla orgánica como en 2012, ningún paciente debe estar esperando más de 180 días para su intervención, y treinta días para consulta".

Comentarios
Lo más