La Catedral acoge la segunda edición del programa cultural 'Luz, Palabra y Sonido'

La Catedral acoge la segunda edición del programa cultural 'Luz, Palabra y Sonido'
La Fundación Ciudad Rodrigo y el Cabildo Catedralicio han organizado la segunda edición del programa cultural veraniego “Luz, Palabra y Sonido”. La programación comenzará este sábado, 8 de junio, con la jornada de puertas abiertas y concierto en la Catedral a cargo de la organista Lucía Riaño. Esto será a partir de las 20:15 horas cuando los muros del templo y asistentes escuchen obras de Cabezón, Correa, Cabanilles, Bruna y Johann Sebastian Bach. Para esta primera iniciativa, según los organizadores, “el objetivo es acercar al públicola peculiaridad instrumental del órgano barroco español en los dos magníficos ejemplares con que cuenta la Catedral”. A parte de esto, dentro de la programación se espera que se desarrollen más conciertos y visitas nocturnas a la Catedral civitatense.
 
La organista: Lucía Riaño

 

La organista Lucia Riaño es presidenta  y fundadora de la Asociación “Manuel Marín” de Amigos del Órgano de Valladolid; y fundadora, directora y profesora del “Curso de Iniciación al Órgano Barroco Español”, por el que han pasado más de un millar de alumnos, de los que han salido muchos profesionales del órgano.
 
En la Jornada del sábado en Ciudad Rodrigo, Lucía Riaño, hará una breve explicación sobre las características básicas del  órgano barroco español, su naturaleza, estructura y registros, con ejemplos en el órgano. Seguidamente, los alumnos de Aula de Órgano “Francisco Ortega” ofrecerán una audición en ambos órganos de la catedral, con obras de Antonio de Cabezón, Francisco Correa de Arauxo, Juan Bautista Cabanilles, Pablo Bruna y Juan Sebastián Bach.
 
El Aula “Francisco Ortega” nació en 1985 para mantener el impulso dado por el Curso de Iniciación al Órgano Barroco Español en el conocimiento y utilización de los órganos de nuestra región. En sus inicios, tanto el Aula como el Curso suplían un vacío en la formación organística dentro de nuestra región. Existían muchos órganos, pero no había personas formadas para hacerlos sonar, muchos de ellos se estaban perdiendo y otros necesitaban una importante restauración. Era una época en la que apenas existían conservatorios que ofrecieran esta disciplina. Hoy día los estudios de órgano tienen una mayor presencia en nuestra comunidad, gracias a los estudios profesionales y superiores que se imparten en varios de los conservatorios de Castilla y León. Sin embargo, el Aula “Francisco Ortega” sigue realizando una labor importante dado que capacita al alumno para dar mayor solemnidad y hacer una digna música en la liturgia, con lo que se da auténtico sentido a la existencia de estos extraordinarios instrumentos en nuestra iglesias, al tiempo que se evita el deterioro de muchos de ellos por falta de uso, y se le prepara para ofrecer audiciones que sirvan para que en los pueblos se conozca, estime y valore mejor el instrumento que forma parte de su patrimonio.
Comentarios
Lo más